Archivo
La Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo (ALTA), consideró que el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles”, ubicado en Santa Lucía, Estado de México, no podrá operar en 2022, por los tiempos de construcción, rediseño del espacio aéreo y los permisos necesarios para su operación

La Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo (ALTA), consideró que el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles”, ubicado en Santa Lucía, Estado de México, no podrá operar en 2022, por los tiempos de construcción, rediseño del espacio aéreo y los permisos necesarios para su operación.

“Todavía estamos bastante desorganizados en ese sentidos; estamos en un proceso muy infante, por eso el objetivo de dos años es muy complicado”, señaló el vicepresidente de la IATA, Peter Cerda.

Añadió que en el mundo no existe registro de que un Gobierno haya concluido un aeropuerto en dos años; además que, puntualizó, al momento se desconocen los planes de edificación, ejecución y tiempos.

Por otro lado, el director ejecutivo de la ALTA, Luis Felipe de Oliveira, criticó la decisión del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Dijo que la cancelación de las obras puede afectar a América Latina, ya que México es el segundo país más importante de la zona.

“La no construcción del NAIM puede dañar el desarrollo de la industria”, detalló.

En este sentido, puntualizó que el país podría perder conectividad, ya que los pasajeros internacionales preferirán tomar un vuelo de Estados Unidos a ciudades como Guadalajara, en lugar de llegar a Santa Lucía.

“México es El Segundo país más importante en número de pasajeros de la zona, y puede afectar a toda la región, las decisiones que se tomen”, puntualizó.

De Oliveira consideró que los pasajeros también perderían tiempo para trasladarse del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a Santa Lucía.

AMÉRICA LATINA SE EXPANDIRÁ

La aviación comercial en América Latina seguirá en expansión durante los próximos 20 años, pero debe mejorar su competitividad para garantizar la rentabilidad de las aerolíneas, dijeron este lunes representantes del sector reunidos en Brasilia.

“Dentro de 20 años, la región será una de las de mayor tráfico aéreo en el mundo, con cerca de un 6 por ciento de crecimiento anual”, dijo el panameño Pedro Heilbron, presidente del Comité Ejecutivo de la Asociación de Transporte Aéreo de América Latina y el Caribe (ALTA), al inaugurar una nueva edición del Foro de Líderes de ese organismo.

Heilbron, presidente ejecutivo de la aerolínea panameña Copa, presentó un panorama optimista para un sector del cual aseguró que lleva “quince años de crecimiento continuo” y a tasas superiores a las de la propia economía regional.

Según datos que presentó en el foro, durante 2018 la aviación comercial regional transportó a cerca de 330 millones de pasajeros en unos mil 900 aviones.

Heilbron explicó que esas cifras significan que América Latina y el Caribe representan hoy el 8 por ciento del mercado mundial de la aviación civil, una posición que deberá mejorar considerablemente con la fuerte expansión que se proyecta para las próximas dos décadas.