Tomada de Twitter
El cuadro blaugrana, con un Griezmann en plan grande, pasó por encima del Betis, con Guardado y el canterano americanista en el campo

El Barcelona, con un doblete del francés Antoine Griezmann y buenas sensaciones colectivas, reaccionó en su puesta de largo como local, en un encuentro que remontó y sentenció en apenas 18 minutos, entre el 42 y el 60, cuando pasó por encima de un Betis desbordado (5-2).

El vigente campeón de LaLiga Santander sumó los tres primeros puntos del curso y se sobrepuso al tanto inicial de Nabil Fekir con sus mejores armas: presión alta, circulación rápida de balón y gol, con Griezmann completando un debut soñado en el Camp Nou.

El francés empató el encuentro en el minuto 42, puso por delante a su equipo tras la reanudación, cuando Carles Pérez y Jordi Alba se sumaron a su fiesta para sentenciar el encuentro en quince minutos.

Y eso que sin los lesionados Dembélé, Messi y Suárez, Valverde apostó por un tridente ofensivo de circunstancias formado por un jugador del filial, Carles Pérez, otro que parecía estar en la rampa de salida, Rafinha, y Griezmann, el fichaje estrella de la temporada.

Andrés Guardado (62 minutos) y Diego Lainez (15) tuvieron actividad en el encuentro.

El "Principito" dejó su lugar a Joaquín y el examericanista entró en la recta final en lugar de Sergio Canales.