Está en la cima de su carrera, su último disco ha sido un fenómeno y pidió las perlas de las virgen por presentarse en Coachella; quienes la vieron dicen que valió la pena

El año pasado Beyonce fue la reina indiscutible de Coachella. Este año la artista pop que tuviera la presentación estelar, no la iba a tener fácil. Pero definitivamente Ariana Grande (25 años) cumplió con las expectativas y se echó al público del reconocido festival de Indio, California a la bolsa.

Su show fue uno de los más esperados, no por nada fue quien cerró la primera semana de la edición 2019. Y no lo hizo sola, pues tuvo como invitados a nada más y nada menos que a N’sync (sin Justin Timberlake) y a la rapera Nicki Minaj.

Pero todo esto tuvo un precio y no fue para nada una módica cantidad. 

 

Y es que si alguien está en los cuernos de la luna esa es Ariana, quien con su su quinto álbum, Thak u, next, ha roto récords gracias a que este video alcanzó la cifra en Youtube de más de 300 millones de reproducciones y además ganó un premio Grammy al mejor álbum vocal pop por Sweetener.

Con todo este contexto, Ariana Grande no dudó en cobrar una cantidad exorboitante por su participación, pues ella sabe que lo vale: 8 millones de dólares.

La elevada cifra la dio a conocer la revista Variety y para queienes estuvieron presentes, la presentación de Ariana Grande valió bastante la pena. 

Al igual que Beyonce, la cantante preparó un show especial para el momento, en donde lució su potente voz y se hizo acompañar de un nutrido grupo de bailarines, efectos especiales y visuales, pantallas LED y claro invitados de la talla de Nicki Minaj y NSYNC.

 

Fue tanta la emoción de la cantante luego del show, que compartió a través de su Instagram varios mensajes y fotografías: “Gracias de todo corazón a todos los que dedicaron su tiempo y energía a este hermoso momento (…) Estaba un poco sin palabras y tratando de no llorar”.

Y aunque estaba eufórica, no dejó pasar la oportunidad de mencionar algunos problemas técnicos cuando cantó junto a Nicki Minaj, las cuales fueron bastante criticadas en redes sociales: “Otro agradecimiento adicional a mi hermana @nickiminaj por manejar esa mierda conmigo. ¡No podíamos escuchar ni mierda pero la energía de la audiencia nos ayudó! Te amo infinitamente y no puedo agradecerte lo suficiente por estar allí”.