Foto: Archivo
Los hechos se registraron en la colonia Periodistas de México durante la noche del miércoles. Su madre, que habría participado, fue remitida y se analiza si tiene algún tipo de trastorno psicológico

Monterrey, Nuevo León.- Un menor de tan sólo 3 años murió calcinado cuando su madre, presuntamente, participaba en un rito satánico junto a otras personas, en Monterrey.

Los hechos se registraron en la colonia Periodistas de México y trascendieron durante la noche del miércoles.

Las autoridades recibieron el aviso de un siniestro, sin embargo al trasladarse al lugar únicamente encontraron a una mujer de nombre María del Carmen Hernández Hernández, de 42 años, con un cuerpo carbonizado de un menor, entre sus brazos.

Tras las primeras investigaciones pudo establecerse que el infante, José Alejandro Iracheta Hernández era su hijo.

La víctima estaba carbonizada y envuelta en una sábana.

Luego de una inspección se localizó en el hogar una tina, fabricada con láminas, en cuyo interior se detectaron manchas hemáticas así como pedazos de madera y un encendedor.

Los vecinos de la mujer fueron los que refirieron que escucharon los gritos de varias personas que invocaban a Satanás, sin embargo eso no fue corroborado.

La mujer fue remitida y se analiza si tiene algún tipo de trastorno psicológico.

El padre de la víctima, cuyo nombre no trascendió, era buscado por las autoridades correspondientes.

Después de conocerse los hechos, en redes sociales los usuarios mostraron indignación por la forma en que murió el niño.