Foto: Especial
La Corte detalla las razones

 CDMX.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó por notoriamente improcedentes las controversias constitucionales presentadas por los municipios de Tijuana y Mexicali contra la ampliación de mandato del gobernador en Baja California, conocida como “Ley Bonilla”.

El acuerdo fue dictado por la comisión de receso de la Corte, integrada por los ministros Yasmín Esquivel Mossa y Juan Luis González Alcántara Carrancá, quienes indicaron que al no haberse publicado todavía el decreto de reforma a la Constitución de Baja California, el acto no es definitivo.

En sus controversias constitucionales ambos municipios reclamaron que no fueron convocados por el Congreso estatal para votar la iniciativa impulsada por Morena en Baja California, por lo que consideraron es ilegal el proceso legislativo.

“Se desecharon por notoria improcedencia al haber sido promovidas en contra de actos que no son definitivos”, señaló la Suprema Corte.

La “Ley Bonilla” es una reforma a la Constitución de Baja California que busca ampliar el mandato del candidato electo de Morena, Jaime Bonilla, como gobernador de dos a cinco años.