Escuadrón. Alexandria Ocasio-Cortez (al frente), Ilhan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley.
Trump insistió ayer en que las congresistas negras, latinas o musulmanas deberían “irse” de de Estados Unidos porque “lo odian”, mientras la oposición y algunos republicanos lo acusaban de racista y supremacista blanco
Si no están contentas en Estados Unidos, si se quejan todo el tiempo, pueden irse”.
Donald Trump, en referencia a las congresistas demócratas.

WASHINGTON, El presidente Donald Trump, que desciende de inmigrantes igual que la inmensa mayoría de estadounidenses, negó que fueran racistas sus comentarios sobre cuatro congresistas demócratas, mientras la etiqueta #RacistPresident prosperaba en la red social Twitter.

Trump insistió ayer en que las congresistas negras, latinas o musulmanas deberían “irse” de de Estados Unidos porque “lo odian”, mientras la oposición y algunos republicanos lo acusaban de racista y supremacista   blanco.

“No me preocupa (la ola de críticas), porque mucha gente está de acuerdo conmigo”, afirmó Trump en la Casa Blanca.

“En uno de los casos, es alguien que vino desde Somalia, que es un Estado fallido... ahora es una congresista que nunca está contenta y dice cosas horribles sobre Israel”, declaró Trump al criticar a Ilhan Omar. Las otras legisladoras son nacidas en Estados Unidos con raíces extranjeras: Alexandria Ocasio-Cortez (P. Rico), Rashida Tlaib (Palestina) y Ayanna Pressley (afroamericana).

En conferencia de prensa, las integrantes del “Ecuadrón” condenaron los tuits de Trump, pero pidieron no prestar demasiada atención a esa “distracción” del presidente.