Foto: Especial
La contaminación atmosférica crónica de China ha creado oportunidades de negocio para empresarios de Nueva Zelanda

China ha estado experimentando problemas por la alta contaminación, al menos un tercio de las ciudades del país han emitido alertas rojas.

Phillip Duval, Xu Yang y Gerry Walmisley son fundadores de Breathe Ezy y su tarea es tirar de un remolque lleno de tanques de buceo y un motor de compresión, con el que recogen aire alrededor de las montañas y valles de la Isla Sur de Nueva Zelanda.

El aire neozelandeses es de los más limpios y frescas en el mundo, señalan en su página web. 

La contaminación y sus consecuencias han detonado en más de 1 millón de muertes en en China durante 2012, según la Organización Mundial de la Salud.

El aire de China ha sido calificado como demasiado "peligroso" para respirar.

A los fundadores de Breathe Ezy se les ocurrió la idea de vender el aire hace un año, durante un viaje de negocios a Xingtai,una ciudad minera de carbón muy contaminada.

"Yang dijo en broma que sería bueno tener un poco de aire Nueva Zelanda, por lo que fue el germen de la idea," dijo Duval.

Después de observar el éxito de Canadá al poner en marcha la venta del aire desde 2015, decidieron emprender su negocio. 

Contaminación en China / Foto: AP

El trío de emprendedores comenzó a vender 600ml latas de aire en junio, cada uno con alrededor de 150 bocanadas de aire.

Sin precisar la cifra, señalan que distribuyen decenas de miles de latas a Hong Kong y China por mes. 

"Se podría decir que es como estimulante para algunas personas como ir y tener una taza de café bien preparado," dijo Duval de su producto.

Con información de South China Morning