Foto: Especial
Lo planteado por el presidente AMLO a la Suprema Corte constituye "una especie de linchamiento popular", considera Miguel Carbonell

Si se quiere acusar a ex presidentes, no se necesita ninguna consulta, si hay pruebas que se proceda, que la Fiscalía haga su trabajo, que se judicialicen las causas, no hace falta perder el tiempo cuando se trata de aplicar la ley, señaló el abogado Miguel Carbonell. 

El directivo del Centro de Estudios Juridicos Carbonell AC reaccionó al proyecto del ministro Luis María Aguilar, que plantea declarar inconstitucional la consulta que planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Refirió que la pregunta que propuso AMLO es “muy abstracta, muy vaga”.

Dicha pregunta es la siguiente: “¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen, y en su caso sancionen, la presunta comisión de delitos por parte de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto antes, durante y después de sus respectivas gestiones?”.

Carbonell vio en el proyecto del ministro “argumentos fundamentados, rigurosos” para declararla inconstitucional.

“Demuestra que hay cosas que no se están cuidando como temas vinculados con el debido proceso y presunción de inocencia“, refirió.

La consulta constituye para él “una especie de linchamiento popular de estas personas”, pero “no se tiene que consultar todo aquello que es materia de aplicación de la ley”. 

Además, como establece Aguilar, si la consulta no aprueba el enjuiciamiento de ex presidentes, estaríamos ante el fomento de impunidad, comentó Carbonell.

“En esa exposición de motivos (por parte de AMLO) hay un relato de agravios, un relato de cuestiones que se mezclan, se señala que durante el sexenio de Salinas aumentaron las desigualdades en México, esto técnicamente no es un delito, aunque podría desprenderse que fue un sexenio inequitativo”, expuso.

En cuanto al 2006, donde el presidente López Obrador acusa un ‘fraude’, el Tribunal Electoral validó la elección, es decir, ya fue materia de un juicio, por lo que existe lo que se denomina cosa juzgada y los juicios no se pueden reabrir, puntualizó.

No obstante, el abogado reveló que si los ministros aprecian que se desprende algún delito en la relatoría que hace AMLO, podrían dar vista a la FGR.

El 1 de octubre próximo, la SCJN se tiene que pronunciar sobre un aspecto muy específico: la constitucionalidad de la pregunta, es decir si es conforme a la Constitución o es inconstitucional.

“El ministro Aguilar señala que no puede ser materia de consulta la aplicación de la ley, no es que no se deban investigar, no es un llamado a la impunidad”, acotó.

Renuncia de Jaime Cárdenas

Carbonell también abordó la salida de Jaime Cárdenas del Instituto para devolverle al pueblo lo robado.

Lo calificó como una de las personas más honorables y uno de los juristas más talentosos que conoce, además de ser un hombre que siempre se ha conducido de forma transparente y dice lo que piensa.

“No tiene estas caretas propios de los políticos, me parece que todo lo señalado (en su carta) vale la pena estudiarlo y analizarlo y dejarse de cuentos, y reconocer que en el gobierno federal sigue habiendo corrupción y prácticas que se deben de desterrar, investigar y llegar a las últimas consecuencias”, sostuvo.

En su carta hay señalamientos específicos que insistió se deben investigar, en lugar de desacreditar “al mensajero”.