Foto: Twitter
Más de un centenar de parejas aprovecharon la ocasión para contraer nupcias, en un original stand montado en el festival, donde un demonio es quien oficia los votos de amor por siempre

CIUDAD DE MÉXICO. Más de un centenar de parejas aprovecharon la ocasión para contraer nupcias, en un original stand montado en el Hell & Heaven, donde un demonio es quien oficia los votos de amor por siempre.

Un sacerdote poco común y una aterradora de sabrán dan la bienvenida invitando a las parejas a sellar su pacto de amor, de una forma original, mientras que de fondo se oyen los sonidos del metal que se han convertido en la nueva marcha nupcial en el Hell and Heaven 2018.

Largas filas se han hecho en esta inusual capilla, pintada de rojo sangre y cuyo lema no es el felices para siempre, sino vete al infierno, lo que provoca las risas y en algunos casos la admiración, pues nunca se espera esta frase.

El beso que sella el pacto de amor, no puede faltar al final de la ceremonia y los más intrépidos hasta dan anillos de compromiso hechos de roscas de aluminio de las latas de refresco o ligas, lo importante es el detalle.

Así transcurre esta fiesta metalera, en donde los videojuegos y el cine también han acaparado la atención de cientos de jóvenes que se han dado cita.