Paul Manafort, ex jefe de campaña de Donald Trump | Foto: AP
El año pasado se declaró culpable de ocho delitos relacionados con fraude fiscal y bancario

Paul Manafort, expresidente de la campaña de Trump, es sentenciado a 47 meses de cárcel por fraude fiscal y bancario.

El año pasado, un jurado en la corte federal en Alexandria, Virginia, declaró culpable a Manafort de ocho delitos graves relacionados con fraude fiscal y bancario por ocultar ingresos por su trabajo en Ucrania y más adelante inflar sus ingresos en solicitudes de préstamos. Los fiscales dijeron entonces que el trabajo en Ucrania fue a nombre de estrechos aliados políticos de Rusia, aunque Manafort insiste en que su trabajo ayudó a esos políticos a alejarse de Rusia y aliarse con Occidente.

Tras ser declarado culpable en esa causa, Manafort se declaró culpable de otros cargos en la corte federal de Washington relacionados con cabildeo ilegal. En esa causa, la fiscalía dijo que Manafort no ha cumplido con los términos de su acuerdo al proveer información falsa a los investigadores.

 

Dicen que Manafort ha sufrido graves problemas de salud desde que ha estado encarcelado, mayormente en confinamiento solitario, en Alexandria en espera de esta sentencia. Dicen además que Manafort fue incluido injustamente en la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre interferencia rusa en las elecciones.

Los fiscales han dicho que los argumentos de problemas de salud no han sobrevivido el escrutinio y que incluso si lo hiciesen, mala salud no es razón para escapar las consecuencias de mala conducta.