Archivo
Higinio González detalló que se trata de un test psicológico que determina si el infante es apto para estar con compañeros que tienen entre seis y medio y siete años

Aproximadamente 4 mil niños y niñas que cursan tercero de preescolar en Coahuila, pero que cumplen los seis años después del 31 de julio, deberán aprobar un examen de madurez para pasar a primero de primaria.

Higinio González, secretario de Educación en el estado, informó lo anterior con base en los cambios que hubo para el próximo ciclo escolar.

“Deben entrar a primaria ya con 6 años cumplidos. Pero no les vamos a negar el acceso, hay que hacer una prueba y los padres tienen que firmar una carta de compromiso”, dijo el titular de la Sedu.

Anteriormente, la normatividad establecía que los estudiantes debían cumplir los seis años a más tardar el primero de diciembre.

Respecto a la prueba de madurez, González detalló que se trata de un test psicológico que determina si el infante es apto para estar con compañeros que tienen entre seis y medio y siete años.

No obstante, consideró que los niños no deben brincar etapas. “Es responsabilidad de los padres (…) la recomendación de nosotros es que los dejen en tercero, porque si entran con menos de seis años van a ser los más chicos del grupo, que son los que aprenden más lento y los más ‘buleados’ (víctimas de bullying)”, expuso.