Desde hace 5 días que fue arrastrado por las lluvias, la colchoneta sigue en el lugar donde provocó desbordes

El pasado 2 de julio las lluvias volvieron a poner en aprietos al Inedec, específicamente en las instalaciones del Estadio Olímpico, donde las inundaciones regresaron tras las tormentas que se presentaron en diversos puntos de la ciudad y que terminaron por desembocar en el área. Se espera que las autoridades tomen cartas en el asunto, sin embargo, el panorama no es nada alagador, pues ni siquiera han podido recoger un colchón que se atascó en un canal a unos metros del inmueble y que provocó caos.

A cinco días del siniestro, las cámara de VANGUARDIA fueron testigos del bloqueo que permanece en un acanal que colinda con los límites de la Ciudad Deportiva, el jardín derecho del Parque Madero y la Colonia Jardines del Lago. Todos estos lugares fueron afectados por la inundación debido a este ‘tapón’.

Se puede observar que la colchoneta es una de las utilizadas en el área de la pista, específicamente en donde se encuentra el módulo de salto de altura.

La fuerza con la que baja el agua sin duda es impresionante, así se pudo observar en fotografías que el mismo Instituto Estatal del Deporte de Coahuila ‘colgó’ en redes sociales; este desastre natural provocó el cierre del inmueble que apenas había reabierto sus puertas al público con las medidas necesarias para evitar brotes de COVID-19 entre sus usuarios. Sin embargo, es preocupante que ni siquiera se hayan dado a la tarea de recoger el colchón que sigue obstruyendo el paso del agua en el canal y que podría volver a causar daños a su alrededor.

Vecinos de la Colonia Jardines del Lago vieron cómo el agua se abrió paso entre las calles al estar el canal con este ‘tapón’, pero fue el jardín derecho del Parque Madero el más afectado, pues el rebalse del agua formó una laguna en el área.

A pesar de que el drenaje del parque de pelota ha sido mejorado, el agua fue tanta que duró unas horas en el lugar. Cabe señalar que los trabajos en el Madero para tener en perfectas condiciones el terreno de juego son notorias, pero esto no puede seguir pasando.