Desaparecida. De la niña nada se sabe desde el pasado 4 de octubre.
Madre de menor desaparecida, luego de que se encontraron restos humanos, espera que no sean los de su hija

Tras darse a conocer el descubrimiento de una osamenta en Castaños que podría ser de Elda, la menor desaparecida desde el pasado 4 de octubre, Érica Castilleja —la madre— manifestó que ella sigue esperando a su pequeña y confía en Dios que su hija este con vida.

Las autoridades de la Fiscalía de Desaparecidos no confirmó que los restos humanos sean de la adolescente de 14 años, pero afirmaron que hay altas probabilidades de que así sea.

“Hasta ahorita no he sabido nada”, no me han informado nada de la Fiscalía.

A mí nada más me dijeron que estaban investigando”, comentó a VANGUARDIA la mujer.

“Pido a Dios que no sea ella, me pone de nervios, me pone inquieta pero espero que no sea ella, mientras no me digan venga a reconocerla, la pongo en manos de Dios”.

A su hija le envió un mensaje para que regrese a su casa y aseguró que no le hará reproches.

“Aquí la sigo esperando, a la hora que quiera venir, si ella está viendo noticias, ella debe saber que a la hora que quiera venir aquí la sigo esperando”.

UN JOVEN Y AGITADA MADRE

Érica se convirtió en madre de Elda hace catorce años, de ahí a la fecha no tuvo más hijos, al ser su único descendiente narra que siente impotencia y dolor al no saber de su hija, se niega a creer que pudiera ser su hija quien se encontró ya en huesos al interior del arroyo de la colonia Emiliano Zapata de Castaños.

Con base en información emitida por José Ángel Herrera, fiscal de Personas Desaparecidas, se habría encontrado un cráneo semanas atrás en el municipio y posteriormente se inició un operativo especial para dar con el resto de los indicios, el viernes finalmente se encontraron fémur y costillas entre otras partes del cuerpo, que incluso ya no contaban con tejido.