Foto: Ulises Martínez
El pastor solo alcanzó a ver cómo el Cuerpo de Bomberos controlaba el fuego en el terreno donde tenía a sus animales

Un periodo de 15 años de trabajo de un pastor acabó en cenizas, luego de que su tejaban terminara prendiéndose por causas desconocidas lo que terminó con toda la vivienda además de animales que ahí tenía.

Alberto se encontraba trabajando casi llegando a las faldas del cerro pastoreando ovejas, cuando vio las llamas cerca de donde era su terreno y, al acercarse, confirmó que era éste el que estaba incendiándose.

En el sitio ya se encontraban los elementos del Cuerpo de Bomberos quienes ya realizaban las maniobras correspondientes para terminar con las llamas por completo en un amplio terreno y evitar que se expandieran.

El hombre, quien se dedica a la cría y venta de animales, se quedó sin nada. Además de que perdió los pocos muebles que tenía, ropa y víveres, ya no estaban las 18 borregas, 40 cabritos y una marrana que estaba a días de tener a sus crías fallecieron.

Tras el término del combate con el fuego, los vulcanos se retiraron del lugar para seguir con otro incendio en un arroyo cercano, mientras que se espera que se pueda recuperar algo de lo perdido y comenzar de nuevo.