I. LOCURA Y DESESPERACIÓN

A Ramiro Pérez, todavía alcalde de Morena en Parras de la Fuente, le ganó la locura y la desesperación. Está a 11 meses de terminar su mandato y tiene las cuentas chuecas, incompletas y obscuras. La decisión de quitar al Cabildo y poner a los suplentes -para que sean sus incondicionales- fue brincarse al Congreso de plano. Ramiro desde hace meses que se quedó solo, ni su partido, ni sus aliados siguen a su lado, porque saben que se hundió hasta el cuello en el pantano que él mismo hizo. Ya no hay quien salve a Ramiro, será cuestión de tiempo para que sea exhibido y aprovechado en tiempo electoral en contra de Morena.

II. SIGUE EL CONGRESO

Lo interesante ahora será saber qué salida le dará el Congreso Estatal, de Lalo Olmos, a la papa caliente que le dejó la anterior legislatura. Los regidores habían presentado una demanda de juicio político contra Ramiro Pérez, pero la Comisión que encabezó Jaime Bueno lo declaró no procedente, algunos dicen que por la forma en que fue planteado. De cualquier manera lo dejaron seguir con sus tropelías.

III. ELEVAN EL TONO

Los taxistas de Saltillo elevaron de tono sus protestas bloqueando calles y afectando el libre tránsito. Están más que enojados porque -dicen- hay competencia desleal con el servicio de transporte de las plataformas o aplicaciones telefónicas. Ya Rodolfo Navarro, subsecretario del Transporte, había dicho que efectivamente, ni las compañías de servicio de aplicación, ni los choferes están cumpliendo con la Ley. Lo que los taxistas -a quienes sí los traen bien cortitos en pago y requisitos-, piden es que metan en cintura a los choferes y no los dejen trabajar hasta que se regularicen. En medio del conflicto están el Congreso, la autoridad municipal y la estatal.

IV. EN EL CAMPO

El senador con licencia, Armando Guadiana, no se detiene. Después de su registro también empezó a hacer visitas a militantes morenistas de las comunidades rurales de Saltillo, donde quiere gobernar. Estuvo con campesinos de San Juan de Retiro, Carneros y La Hedionda. La plática fue sobre las necesidades que hay en el campo.

V. PLEITO PRE ELECTORAL

Quien sigue bastante sentida es Gabriela de León, consejera presidenta del Instituto Electoral de Coahuila. Ayer colocó en redes sociales un mensaje en el cual da a conocer que el Tribunal Electoral, de Sergio Díaz, le inició un procedimiento, con el fin de sancionarla, por algo que dijo en una reunión del Consejo sobre una resolución del “Tribunalito”. Alega que no hubo ni ataques ni insultos, sino libre expresión. Gabriela adelantó que inició también su proceso de defensa. Muchos apuestan a que el voto estará dividido y será a favor de Gabriela y dejarán a Sergio con el berrinche. En el Tribunal hay dos magistradas y además una de ellas, Karla Verónica Félix, fue consejera del IEC.

VI. INTELIGENCIA

Quien cuentan que en las próximas horas, si no hay contratiempos, estaría por la entidad es Santiago Nieto Castillo, para más señas el temido titular de la Unidad de Inteligencia Financiera a nivel federal. Se dice que Nieto estará participando para darle un impulso a la UIF de la entidad, que ya lleva meses preparándose. Aunque para muchos no pasa desapercibido que Nieto viene a la entidad justo en año electoral, por lo que habría mayor atención en el dinero que se mueve en las campañas y así evitar que se usen recursos de procedencia “extraña”.

VII. VOZ-CERO

Quien prácticamente se autonombró vocero de la coalición Juntos Haremos Historia en Coahuila -van Morena, PT y UDC-, es Raúl Sosa Vega, para mayores señas, ex candidato para una diputación local en la región Carbonífera. Resulta que Raúl se quiso aventar la chamba de comunicar los asuntos de la coalición, pero su trabajo ni se nota ni se escucha. Lo que pasa -dicen sus malquerientes- es que fue muy mal asesorado por las hermanas más temidas de Coahuila, para que no se registrara como candidato. Sin embargo, sí lo hizo como aspirante plurinominal, en donde hay más de mil registros y que pueda llegar a ocupar una curul sería como sacarse la lotería.

VIII. ARTEAGA

En donde la batalla electoral comienza a tomar color es en Arteaga. Por un lado, en el PRI apuestan por Ramiro Durán, hijo del ex alcalde Jesús Durán, mientras que en Morena estaría ganando la carrera Enrique  “Quique” Cepeda, eterno tirador por la alcaldía, quien iría por el partido guinda en coalición con PT y UDC. Del lado del PAN, quien se apunta es Marcela Valdés, regidora con licencia. Ya veremos. 

IX. DEBILIDAD EN NÓMINA

Nada bien cerró Torreón, de Jorge Zermeño, las cuentas del 2020. Aunque presuman que recaudaron más en algunos rubros -muchos dicen que fueron las multas los voraces policías-, lo cierto es que el balance final arroja números negativos, porque se gastó más de lo que ingresaron. Uno de los rubros que siempre ha estado en el ojo del huracán y que Zermeño se niega a recortar es el de servicios personales, lo que en cristiano es la nómina o los sueldos de personal que hace como que hace. De hecho el municipio apenas alcanzó 20 millones de pesos más que en el 2019, pero gastaron casi idéntico que el año pasado y les quedaron compromisos pendientes por atender por más de 156 millones de pesos. Difícil panorama.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx

Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx