Haber aprobado el presupuesto en el Congreso no fue un tema de dinero; sino de política.

¿Por qué la Cámara de Diputados no lo aprobó en la fecha límite del 15 de noviembre? Porque un Morena dividido entrampó la decisión.

No lo aprobó, a pesar de tener una mayoría simple de 251 diputados para hacerlo. No lo hizo, a pesar de tener esa mayoría simple y los votos de sus aliados: el PT (28 diputados) y el PES (30).

No pudo Morena unificar criterios a su interior para aprobar el Presupuesto 2020; tampoco pudo hacerlo con sus aliados del PT y del PES. Más aún, ni el mismo AMLO fue capaz de imponer su voluntad al interior de la Coalición que lo encumbró en la Presidencia.

En reunión reciente en Palacio Nacional, AMLO pretendió obligar a los integrantes de esa Coalición a respaldar la aprobación del presupuesto para sacar adelante los programas que apuntalarán la 4T, mediante una transferencia de recursos directa a los beneficiarios sin intermediarios. Pero encontró fuerte disidencia entre diputados del PT, del PES y algunos de Morena.

Entre chiflidos y gritos de mentiroso y corrupto, AMLO los llamó “conservadores, necesitados de moches y fifís”. Se paró muy molesto y abandonó el recinto.

Dos son las razones que explican esa división al interior de la Coalición y de ésta respecto a AMLO.

1) María Amparo Casar precisa que al ser estos diputados los primeros “que pueden reelegirse en las próximas elecciones intermedias: quieren gastar dinero en sus distritos y que se lo agradezcan a ellos. Es lo mismo que quiere hacer AMLO, a costa de los legisladores, para ser el “gran benefactor’”.

2) Carlos Ramírez apunta a un cambio más profundo, del “viejo corporativismo priista a un presidencialismo unitario de relación directa con los beneficiarios y centralizado en la figura de AMLO”.

En este caso, para AMLO, la aprobación del presupuesto ligada al crecimiento y la inversión no importa: lo relevante es ganar las elecciones intermedias en 2021 e instaurar un sistema político capaz de reproducir su poder transexenal en el tiempo. Nada más.

@Canekvin