Foto: Especial
El alternador es una de las piezas más importantes del coche, saber qué hacer cuando se daña nos evitará dolores de cabeza.

Como ya conocemos, todas las partes y piezas del coche son fundamentales para el funcionamiento del motor, algunas más importantes que otras, pero a la larga, cumpliendo una función en específico. Pero entre todas las cosas, la parte eléctrica es una de las más importantes ya que hace posible que todas las válvulas y sistemas electrónicos trabajen en sincronía. El principal responsable de la parte eléctrica es el alternador, una pieza fundamental que contribuye con el cuidado de la batería, si el alternador falla, la batería se descargará en poco tiempo y terminará por dañarse. Toca de parte nuestra hacer el papel de vigilantes, y saber cuándo cambiarlo y cómo hacerlo.

El alternador juega un papel importante en la vida del vehículo, convierte la energía del cigüeñal en energía eléctrica a través de la inducción. La energía que recoge o que pasa por el alternador es la que se transmite a elementos del coche como las luces internas, los faros, las luces de stop o freno, e inclusive, a pequeñas válvulas eléctricas que dependen de la electricidad. Gracias al trabajo del alternador, la batería se mantiene cargada; si el alternador comienza a fallar o simplemente se daña el coche trabajará por un rato hasta que la batería se descargue en su totalidad.

Pendiente de los LEDS

Saber si el alternador esta bueno o malo es bastante sencillo, para ello nuestro coche cuenta con indicativos que avisan si esta pieza funciona correctamente o no. Tenemos, por ejemplo, la luz o led de advertencia que se conoce como "ALT" o "GEN". Hay que acotar que lo primero que piensa la mayoría cuando ven encender este led es que se trata de problemas con la batería, pero en el fondo se refiere principalmente a problemas con el alternador. Otro detalle que podemos tomar en cuenta es la intensidad de las luces, sobre todo si notamos que la intensidad baja; tenga en cuenta que cuando nos referimos a la intensidad de las luces no hablamos solo de los faros, sino de las luces internas.

Foto: Especial

Sea observador

Debemos ser observadores, y cada cierto tiempo, verificar en qué estado está la correa o polea que hace que gire el alternador; recuerde, todas las cosas con el paso del tiempo se van desgastando, y la correa del alternador no es la excepción. En este punto también es válido utilizar nuestro sentido del olfato. Si detectamos algún olor extraño, como a cable quemado proveniente del alternador, no dude en llamar a su mecánico de confianza.

Batería muerta

Algo que nunca falla es la batería muerta o descargada. Debemos preguntarnos, porqué se descargó, si se debe a que la batería cumplió su tiempo de vida útil o porque el alternador dejó de funcionar. Como último dato, cuando el vehículo esté encendido, desconecte la batería, si el motor se apaga es recomendable revisar el estado del alternador.

Foto: Especial

Con los pasos anteriores podemos descartar si nuestro alternador esta bueno o simplemente se dañó. Ahora, vamos a suponer que dejó de funcionar y toca repararlo o comprar uno nuevo, ¿qué debemos hacer para sustituirlo en caso de que nosotros mismos decidamos realizar el trabajo? La respuesta es muy sencilla, si seguimos al pie de la letra los sencillos pasos que destacaremos a continuación.

Cómo desinstalar e instalar un alternador

Lo primero que debemos hacer es recordar que estaremos sustituyendo un elemento eléctrico, por ende, debemos apagar el motor de nuestro coche y desconectar la batería para evitar algún corrientazo que nos afecte. La preparación es la base del éxito, por ello, utilice guantes aislantes para evitar contactos con la corriente del motor. Aparte de todo, debemos disponer de las herramientas adecuadas para extraer la pieza, entre las que podemos mencionar destornilladores, alicates, llaves para aflojar tuercas, entre otras cosas.

Foto: Especial
Foto: Especial

Trate de llevar siempre un orden de todas las cosas. Tome fotos de como encontró todo antes de la desinstalación, de esta manera, cuando culmine el trabajo, podrá comparar que todo quedó en su lugar. Cuando quite la correa, cerciórese de cómo estaba instalada. Si nota que sacar la correa no es tan sencillo, haga un dibujo o toma fotos de cómo la encontró, de tal manera de tener una especia de guía para su correcta instalación. La correa debe quedar en su sitio, bien instalada, con la suficiente presión para funcionar correctamente.

Foto: Especial

Cuando saquemos la correa, con un destornillador sacaremos el alternador, desconecte todos los conectores pero fíjese donde va cada uno. Luego, con un destornillador, afloje los tornillos que lo sostienen a la base, y luego extraiga la pieza para que pueda manipularla, en el caso de que sepa cómo reparar el alternador, o sencillamente para que pueda llevársela a su mecánico de confianza. Pero si se da el caso de que no lo va a reparar sino a sustituir por otro nuevo entonces proceda a colocar el que acabó de comprar, en el mismo lugar y repitiendo los mismos pasos que cuando desintaló la pieza dañada.

Recomendación final

Como vemos, cambiar el alternador no es cosa del otro mundo, aunque todo dependerá del tipo de motor, ya que existen motores que tienen las piezas más compactas y a veces, hay que desinstalar otras cosas para poder llegar al alternador. En caso de que surjan dudas y no se sienta capaz de realizar esta labor por su cuenta es recomendable llevar el coche a los especialistas en la materia.

Fuente: MotoryRacing