PRODEMI canceló los contratos a Minera Zapalinamé y Minera el Álamo, compañías asociadas a la familia de Armando Guadiana, quien recientemente anunció su intención de buscar la gubernatura de Coahuila de manera independiente.

Sabinas, Coahuila.- Desde el pasado fin de semana, la Promotora para el Desarrollo Minero (PRODEMI) canceló los contratos a Minera Zapalinamé y Minera el Álamo, compañías asociadas a la familia de Armando Guadiana, quien recientemente anunció su intención de buscar la gubernatura de Coahuila de manera independiente.

De acuerdo a la información que proporcionó el representante legal de la empresa, Víctor Hugo Leija Peña, la anulación de los códigos al consorcio de los Guadiana afecta directamente a más de mil 100 trabajadores mineros.

Leija también expuso que al concluir los contratos estiman que la crisis económica se agudice en la Región Carbonífera en los próximos días, pues el impacto alcanzará a otras 3 mil personas que trabajan indirectamente para las mineras.

Actualmente más de mil empleados se integraron a los paros técnicos, y estiman que, de seguir así las cosas, serán despedidos de sus fuentes de trabajo, puesto que resultaría incosteable y complicado para la empresa mantener los sueldos base sin estar generando la producción de carbón.

Se dio a conocer que la compañía minera, propiedad de José Luis Guadiana, hermano de Armando, a través del departamento jurídico promovió un amparo para obligar a la PRODEMI regresar los códigos, pues hasta el momento la CFE no ha cancelado los pedidos a la promotora.

Por su parte, los secretarios generales locales de las secciones 16 y 81 del Sindicato Minero Nacional, aseguraron estar dispuestos a luchar por los derechos laborales de los mineros, por lo que ya preparan  protestas sociales que estarían integradas por más 4 mil trabajadores.