‘Chicharito’ comparte el liderato de goleo en la Selección con Borgetti, con 46 tantos, y si mantiene el impulso ofensivo, podría llegar a una cifra inalcanzable

MÉXICO- Javier Hernández empató la marca impuesta por Jared Borgetti, aún máximo goleador de la Selección Mexicana y quien se despidió del Tricolor con 46 anotaciones en medio de la veteranía.

El delantero dijo adiós al conjunto nacional cuando tenía 35 años, siete más de los que hoy tiene “Chicharito”, por lo que la puerta está abierta para que la marca de anotaciones se eleve considerablemente.

Cuando el de Culiacancito contaba con la edad que hoy ostenta el tapatío, aún ni siquiera se disputaba la Copa del Mundo de 2002; en ese entonces cosechaba apenas 11 dianas, por lo que su “destape” como goleador ocurrió en la última etapa de su carrera.

Para llegar a la oncena de goles, Hernández sólo necesitó un par de años en el Tri mayor; era 2010, tenía apenas 22 de edad y estaba a punto de convertirse en futbolista del Manchester United, al que llegó con dos tantos en el Mundial de Sudáfrica y nueve más en cotejos amistosos.

Hace algunos años te conocí y vi a un chavo con hambre de crecer y aprender. De verdad que me da mucha alegría que alguien con tanta entrega y profesionalismo haya llegado hoy a 46 goles en la Selección Mexicana. A disfrutar que si se vale y siéntete orgulloso por este logro. Compártelo y vívelo con tu familia y amigos. #HechoenMéxico”
Jarder Borgetti, ex jugador del Tri al enterarse que Javier Hernández empató su récord de goles con la Selección de México

En 2011, cuando ya era un “Red Devil”, el “Chicharito” casi consiguió un tanto por partido disputado entre amistosos y correspondientes a la Copa Oro, cerrando así su ciclo más productivo con la docena de anotaciones.

De entonces a la fecha su productividad ha ido perdiendo fuerza, ya que jamás superó los cinco goles por 12 meses en los años 2014, 2015 y 2016; en 2017, contra Costa Rica consiguió esa anotación que lo llevó a la historia.

En el año previo a Rusia 2018, Hernández cumplirá 29 “primaveras”, edad con la cual arrancó la etapa más consistente del “Zorro Sinaloense”, quien desde entonces hasta colgar las botas sacudió las redes en 35 ocasiones jugando para el combinado nacional.

Si “Chicharito” equipara el vuelo anotador de Borgetti, podría enfundarse en la casaca tricolor hasta el año 2024, al que llegaría con 80 anotaciones.

Después de enfrentar a Costa Rica, la figura de las “Aspirinas” cuenta con 89 partidos disputados, para un promedio de 0.51 goles por juego; Jared se retiró con 89 compromisos en el Tri y 46 anotaciones, para una cifra idéntica.

El factor que marcará la diferencia para el “Chícharito” es la amplia brecha de cotejos que podrá disputar de cara al futuro: fueron 55 los compromisos que Borgetti disputó superando las tres décadas de vida, situación que abre la puerta a una posible suma de más de 130 representaciones para el también exelemento del Real Madrid.

No sólo tienen eso en común estos dos ídolos del futbol mexicano, ya que el propio Hernández, señaló en una entrevista a ESPN que uno de sus grandes mentores para afinar su olfato goleador fue precisamente Jared Borgetti, a quien empató y con el que compartió vestidores y cancha en las Chivas.

“Siento mucha emoción, lo siento como palabras mayores, a pesar que mucha gente pudo haber dicho muchísimas cosas. Gracias a Dios se dio, te lo juro que nunca me lo imaginé o lo soñé, y bueno, compartirlo ahorita con una de las leyendas del futbol nacional (Borgetti). Tuve la dicha de compartir vestidores con él, no en la selección, sino en las Chivas. Me enseñó demasiadas cosas, la verdad le aprendí muchísimo, es alguien al que estimo muchísimo y le agradezco”.

Sostuvo que su logro, solamente confirma “que todo se puede lograr con esfuerzo, con la ayuda de Dios, de toda mi familia, de mis seres queridos, también con los que hago apuestas y con todo eso. Estoy muy feliz, estoy muy contento, ganamos 2-0 contra una selección complicadísima. Uno de mis mejores amigos estaba en la portería, le metí el gol ahí. Mis abuelos estaban en el palco, mis papás, y luego, en el Azteca que se haya dado este gol, que me hace ser el goleador; ya después si caen más, o si caen menos, créeme que eso es por consecuencia, como los otros 46 que ya gracias a Dios tengo”. 

Está entre algodones

Sobre la lesión que originó que dejara el campo antes de tiempo, confirmó que él mismo solicitó su cambio: “Cuando hago ese pase a Jurgen sentí un poco más de dolor, más cargado de lo que ya venía sintiendo. Preferí que entrara un compañero que estará al ‘cien’, porque el partido no estaba resuelto. Di hasta donde pude, esperemos que nada más sea un golpe y que no pase a mayores, y que el entrenador pueda contar conmigo para el partido contra Trinidad”.

La Selección Mexicana ya confirmó dos bajas para el duelo eliminatorio del próximo martes ante Trinidad y Tobago, pues Rafael Márquez y Jürgen Damm fueron descartados.