Foto: Especial
Una publicación viralizada en Twitter aplaude una falsa “medida interpuesta por el mandatario de Rusia para los ciudadanos que no respetan el confinamiento”

Mientras el mundo se confina para frenar la expansión del coronavirus (COVID-19), una publicación que tiene como protagonista al presidente de Rusia, Vladimir Putín, se ha vuelto viral en redes sociales.

A medida que el mundo aísla a sus habitantes y cierra las fronteras ante la pandemia, los servicios de inteligencia enfrentan un doble problema.

Reorganizarse para evitar la enfermedad en sus filas y enfrentar el masivo aumento del volumen de información en internet, ya sean contenidos oficiales o no, confidenciales o abiertos, exactos o falsos.

Estos organismos alternan en sus sedes equipos para combatir los ciberataques y la desinformación organizada.

Uno de estos casos es el engaño viral donde se asegura que el mandatario de Rusia soltó decenas de leones en las calles del país para que los ciudadanos respeten la cuarentena.

En Twitter, la publicación viene circulando con mayor agresividad por los usuarios de la India.

El número de casos de coronavirus (COVID-19) declarados oficialmente en Rusia no ha dejado de aumentar con rapidez, aunque de todos modos es bajo con respecto a Europa occidental.

El país pasó de 495 pacientes el martes a 658 este miércoles.


“Para presionar a la gente a quedarse en casa, Vladimir Putín ha arrojado 800 tigres y leones en todo el país”, escribió el domingo el usuario Nasir Chinioti, en un tweet que le ha gustado y compartido decenas de miles de veces.

La publicación incluye una foto de Vladimir Putín y otra de un león parado en un estacionamiento en medio de la noche.

De acuerdo Global News, Chinioti se describe a sí mismo como un comediante y le dijo a un usuario que las fotos eran solo una “broma”.

La sección de fact checking del diario estadounidense rastreó la foto y evidenció que fue publicada por el Daily Mail en abril de 2016.

El león de la foto se muestra en Johannesburgo, Sudáfrica, no en San Petersburgo ni en ninguna otra ciudad de Rusia.

El presidente ruso, Vladimir Putín, aplazó hoy el plebiscito constitucional, del que depende que siga en el Kremlin después de 2024, y llamó a la población a quedarse en casa para frenar la amenaza de una “rápida” propagación del coronavirus.

“Ahora es extremadamente importante abortar la amenaza de una rápida propagación de la enfermedad”, dijo Putin en un mensaje televisado a la nación.