Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de la bancada panista en el Palacio de San Lázaro (izq.) Foto: Cuartoscuro
La mayoría parlamentaria de Morena y sus aliados aprobó el viernes pasado en comisiones la iniciativa del presidente López Obrador, por lo que el pleno de la Cámara de Diputados prevé discutir y votar el dictamen el próximo martes

El grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados advirtió que la inminente aprobación de las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica representará un “golpe devastador” para el sector energético y la economía de México, pues no sólo comprometerá la recuperación del país tras la crisis por la pandemia, sino también el crecimiento nacional de los próximos años. 

La aprobación de las reformas por parte de los diputados de Morena y aliados, pero con la firme oposición del PAN, provocará una serie de daños en cascada que afectarán al aparato productivo del país, incrementarán costos y tarifas eléctricas, pérdida de empleos, daños a la salud y al medio ambiente, así como litigios internacionales y constitucionales”, puntualizó Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de la bancada panista en el Palacio de San Lázaro. 

La mayoría parlamentaria encabezada por Morena aprobó el viernes pasado en comisiones la iniciativa preferente del presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que el pleno de la Cámara de Diputados prevé discutir y votar el dictamen en su sesión del próximo martes. 

El líder parlamentario de Acción Nacional sostuvo, sin embargo, que la reforma generará múltiples descalabros y dará paso a una producción eléctrica cara y contaminante. 

Señaló que, además de elevar los costos de la energía y de las tarifas, la reforma eléctrica daría lugar al incumplimiento de los compromisos adquiridos en el T-MEC y violentaría disposiciones constitucionales que motivarán amparos e indemnizaciones millonarias, provocando el desplome de la inversión privada y la pérdida de miles de empleos en el sector. 

“Todo esto generará un ambiente de incertidumbre jurídica en tanto se resuelven las demandas ante la autoridad judicial, ya que además se trata de un refrito de los acuerdos ya sancionados por la Suprema Corte de Justicia”, afirmó el legislador. 

Dijo que detrás de la iniciativa está el “trasnochado deseo” del presidente López Obrador de regresar al modelo monopólico de la producción del Estado, sin importar costos, daños ambientales, económicos ni el estancamiento de la energía y la distribución de la energía eléctrica. 

“Para los legisladores del PAN, la aprobación de la iniciativa preferente dará además un golpe demoledor a los parlamentos abiertos en los que participaron expertos en materia de energía, a quienes abiertamente no se les tomará en cuenta por la obediencia sumisa y vergonzosa al presidente por parte de los diputados de Morena y aliados que no quieren cambiar ni una coma al proyecto enviado a San Lázaro”, acusó Romero Hicks. 

(Con información de Milenio)