Foto: Mexsport
Los de la UNAM viven un nuevo momento de gloria en el Clausura 2018, y tras ganar sus dos primeros partidos del torneo llegarán como favoritos ante el América
A la garra lo único que le faltaba era orden, desde que este cuerpo técnico llegó supimos como ordenarla”.
David Patiño, DT de Pumas.


MÉXICO.- Apenas en diciembre pasado, el América disputaba semifinales mientras Pumas ya vacacionaban tras su triste último lugar del Apertura 2017.

Pero en poco más de un mes, los felinos giraron la moneda y el clásico del próximo domingo que pintaba para encontrar a los de CU como víctimas los tendrá sorpresivamente como favoritos.

De ser el peor equipo de la Liga, Pumas hoy es superlíder y así recibirá al América, con dos triunfos donde mostraron solidez, mientras las Águilas no atraviesan un mal momento, pero tampoco han demostrado un gran nivel, ni al ganarle a Querétaro por la mínima, como tampoco este fin de semana en que dejaron escapar el triunfo ante los Tuzos.

El hecho de que Universidad haya cambiado los papeles va más allá de sus dos triunfos consecutivos, ya que tras el desastroso 2017 reforzó a tiempo todas sus líneas y renovaron ilusiones.

“A la garra lo único que le faltaba era orden, desde que este cuerpo técnico llegó supimos como ordenarla”, aseguró David Patiño.


Pero más allá de eso, desde diciembre el DT ya contaba con tres refuerzos: Yuber Asprilla, Alejandro Arribas y Matías Alustiza, además de que recuperaron al goleador Nicolás Castillo, quien por fin superó la lesión en el tobillo que lo aquejó todo el año pasado.

En tanto, en América tardaron en llegar sus principales refuerzos. Más allá del arribo de Emmanuel Aguilera, Henry Martin y Joe Corona en el Draft, tanto el francés Jérémy Ménez como el colombiano Andrés Ibargüen, apenas aterrizaron hace unos días.

Ninguno ha debutado aún en Liga MX y ni la altura capitalina o el sol del mediodía en CU parecen conformar el escenario idóneo para que destaquen en el próximo clásico.

Además, en este inicio de torneo, con Matías Alustiza como gran socio de Castillo, Pumas ha mostrado más contundencia que el América. Los universitarios son la ofensiva más efectiva con seis goles: cuatro del chileno —líder goleador—, uno del “Chavo” y otro de Jesús Gallardo, mientras que las Águilas tienen tres tantos: dos de Henry Martin y otro de Oribe Peralta, que ante Pachuca falló un penal.

Así, la etiqueta de favorito para uno de los juegos más importantes de la Liga MX es para unos reivindicados Pumas, que para olvidar el sótano del torneo anterior, nada como esperar al archirrival desde la cima de la clasificación. 


LAS CLAVES

Factor alustizaEl “Chavo” llegó a Pumas en medio de la veteranía, pero en sus primeros dos partidos oficiales demostró que es una pieza clave para la ofensiva de David Patiño. Su movilidad e inteligencia le convierten en un asistidor con gran visión y un segundo delantero casi infalible.

CASTILLO, EN PLENITUD

El atacante chileno superó las lesiones que le aquejaron en los últimos meses y demostró que en plenitud física es imparable. Ya son cuatro goles los que acumula en sólo dos partidos y amenaza con seguir marcando en caso de mantener el mismo ritmo de competición.

PATIÑO Y LA IDENTIDAD

Patiño fue canterano y jugador del cuadro universitario en la década de los 80. Los valores de la institución son dominados a plenitud por David.