La Liga MX le dijo 'Sayonara, Morelia' al equipo, igual que el nombre de la hija de Carlos Miloc.
La hija del exfutbolista se llama 'Adiós Morelia', cosa que ocurrió hace unos días luego de su mudanza a Mazatlán

Sayonara significa adiós en japonés. Y también es el nombre de la hija de Carlos Miloc, que predijo el final de Monarcas Morelia de tierras michoacanas. 

En 1956, el "Tanque" Miloc llegó como refuerzo al Morelia, y a base de goles se ganó el cariño de la afición. El uruguayo estaba tan enamorado de la ciudad que quiso reconocerla a través del nombre de su hija.

Sayonara Morelia, hija de Miloc recordó la manera en que su padre eligió su nombre a Mediotiempo. 

“Cuando me van a bautizar, el sacerdote pregunta cómo se va a llamar la niña, mi papá le dice ‘Sayonara Morelia’ y el Padre dice que no puede bautizarme así, que no eran nombres católicos, y mi papá ‘se va a llamar como yo diga’”.

 “‘Busquen un nombre católico y le ponemos esos también’ dijo el Padre y ahí mismo se decidieron, mi mamá eligió Carmen Cecilia, y el sacerdote accedió y me llamo Sayonara Morelia Carmen Cecilia”, relató. 

Originalmente, Carlos Miloc quería que su hija se llamara Morelia, pero fue unos días a Japón y se le quedó grabado "Sayonara", que significa adiós y no dudó en utilizarlo en su futura hija para despedirse de la ciudad michoacana, ya que después jugó para otros conjuntos. 

“Mi papá era contratado por Morelia, termina su contrato, lo contrata Irapuato y se va a una gira a Japón. Mi mamá estaba en Morelia, estaba embarazada de mí y no podía cambiarse de residencia, entonces se queda en Morelia esperando a que mi papá regrese. Cuando mi papá sabe que mi mamá va a tener un bebé, dijo va a ser niña y se va a llamar Morelia”.

“Entonces cuando regresa, mi papá y mi mamá piensan que como agradecimiento a esa ciudad donde recibieron tantas cosas bonitas debían ponerme Morelia y como ya se iban: Sayonara Morelia, adiós, Morelia”, contó. 

Carlos Miloc y su hija/ Cortesía Mediotiempo

Sayonara es aficionada a Morelia, se casó con el futbolista Alberto Aguilar que también jugó en ese club, inlcuso fue auxiliar técnico y entrenador de porteros del mismo equipo, por lo que guarda especial cariño al equipo que acaba de mudarse a Mazatlán. 

“Me parece una decisión lamentable, borrar de un club la historia, la vida de tanta gente que sentimos los colores, yo desde niña y hasta estos tiempos; mi papá hasta el día que murió tuvo a Morelia en su corazón, en su boca. El día que falleció cuando se enfrentaron Tigres y Morelia, como que hasta se esperó a ese día”, confesó Sayonara. 

Óscar Morín

Comunicólogo por la UAdeC. Amante de los deportes con 10 años de experiencia en los medios.Se ha desempeñado como reportero y co-editor en la sección de deportes del periódico Vanguardia y actualmente es editor web en VanguardiaMX.