AP
Sucedió en la disciplina de patinaje

PyeonghChang 2018 inició a mucha velocidad y en el primer día de copmetencia se rompió dos veces el récord olímpico en cuestión de ocho minutos.

Elise Christine, patinadora de Gran Bretaña fue la encargada de romper el primer récord olímpico al marcar un tiempo de 42.872 en el Heat 4 de los 500 metros de Patinaje de velocidad.

AP

La marca pertenecía a la china Meng Wang, que consiguió una marca de 42.985 en Vancouver en el 2010. 

Christie también es la poseedora del récord mundial, que es de 42.335  y lo consiguió en el 2016 en Salt Lake City, Estados Unidos. 

Pero el gusto le duraría poco. Ocho minutos más tarde, en el heat 8, la representante de Corea, Minjeong choi, bajó dos milésimas y dejó el cronómetro en 42.870.