La comunidad no solo es de personas contemplativas, sino de personas de acción, que además de orar apoya en la elaboración de cubrebocas, caretas, entrega de despensas. Foto: Jesús Peña
Álvarez Ramos dijo que la finalidad es buscar el bien común y que el amor reine

Unas 70 personas de la ciudad decidieron unirse en un movimiento espiritual para orar por cada una de las clínicas y hospitales de Coahuila, así como por el personal que trabaja en ellas, que todos los días luchan en contra del coronavirus a costa de su salud.

Se trata de terapeutas, en su mayoría católicos, de distintas líneas holísticas, que oran desde sus trincheras, y a diferentes horas, por aquellos consagrados a salvar vidas.

“Lo primero es estar en una constante oración, es trabajar con una idea de San Benito que dice ‘ora et labora, ora mientras trabajas’. Es intencionar todo lo que hacemos en el día. Comemos y al comer comemos intencional por ellos, vamos a dormir y descansamos intencional por ellos.

Cuando comes algo, cuando tomas un chorro de café, cuando tienes una buena conversación cuando descansas. Ellos no están descansando ahorita como quisieran. Entonces cuando vayamos a descansar, descansar por ellos”, dijo Seferino Álvarez, psicólogo y director del Centro 3C.

EN RELACIÓN CON HOSPITALES

Detalló que cada uno de estos terapeutas tiene la encomienda de orar por una clínica u hospital de Coahuila diferente, como la Clínica 7 del IMSS en Monclova, el Hospital General de Saltillo, la Clínica 1 del Seguro Social, entre otros centros.

“Ha sido un tiempo en el que muchos están orando, muchos nos estamos uniendo. Unos por los médicos, otros por los hospitales, otros por los enfermeros, el personal de apoyo, nutriólogos, trabajadores sociales, personal de limpieza, camilleros. Hay personas que están orando para que este virus cese, que baje, que sea erradicado”, señaló.

Dijo que el grupo tiene contactos en los distintos sanatorios, en su mayoría trabajadores sociales, que envían los nombres de médicos y personal de enfermería que desea se ore por ellos.