Le cuento, ayer fue el punto final definitivo de mi relación. Logré recuperar algunas cosas, porque fue a dejarlas a mi casa, con una actitud bastante agresiva por demás, hablando más que bien de personas que nunca lo han apoyado y haciéndome sentir como la mala de la historia, cuando fui la única que durante un año estuve con él en cada una de sus crisis personales. Juntos enfrentamos el cáncer de su mamá y algunos, complicados problemas económicos. Ahora que está bien, todas sus falsas amistades regresaron a su lado. Fue duro estar cerca de él, se volvió violento y agresivo. Me siento tan dolida conmigo misma por haber permitido que entrara a mi vida una persona así... y solo pido que Dios no le dé ese castigo a ningunga otra mujer.

Separada

Estimada Separada:

Toda experiencia amorosa, sea buena o mala te deja siempre algo bueno en tu vida, ayuda a que madures emocionalmente. Tómalo como experiencia de vida, nadie está exento de pasar una situación similar. Lo que importa es lo que harás de ahora en adelante con tu vida, sonríe, respira hondo, deja atrás el pasado. Siempre puedes rehacer tu vida, no digo que de la noche a la mañana lo vas a lograr, pero el tiempo pone las cosas en su lugar. Haz tu duelo y sigue con tu vida.

No te culpes por haberlo dejado entrar en tu vida y tampoco te predispongas en relaciones futuras.

apartado500v@gmail.com