Foto: Apuesta. KIA busca posicionarse en un segmento que jamás había explorado, el de los deportivos. / Foto: Especial
Este modelo cuenta con un motor V6 turbocargado de 365 caballos de fuerza

KIA busca acceder al segmento deportivo con la incursión del Stinger. 

Este modelo cuenta con un motor V6 turbocargado de 365 caballos de fuerza, con ellas KIA abrirá la puerta de una nueva etapa de su historia.

La concepción del Stinger se remonta al arribo de Peter Schreyer a la marca, hace ya diez años, cuando el hoy jefe de diseño del grupo Hyundai-KIA llegó Corea a cambiar las reglas del grupo y a crear una nueva identidad, hoy en plenitud.

Inspirado en aquel sueño de los Gran Turismo, creados para disfrutar de largas distancias, el Stinger según Gregory Guillaume, jefe de diseño de KIA Motors Europa, “es todo acerca de la travesía”. 

El Stinger encontró su lugar tomando lo mejor del banquete: el confort y habitabilidad de un sedán de cuatro puertas; la imagen deportiva y funcionalidad de un fastback, con una suave caída coupé que se integra hasta la cintura de la parte posterior; y la deportividad de una tracción trasera (aunque también habrá versiones con tracción integral) que se complementa con motor turbocargado y una rápida transmisión de doble embrague de ocho cambios.

Los rasgos de un Kia como la parrilla nariz de tigre, se mezclan sutilmente con una generosa estampa, que incorpora enormes faros alargados con la más reciente tecnología de iluminación como carta de presentación.

En el interior, los ensambles y materiales fueron cuidados con extremo rigor para elevar la  propuesta a un nivel premium, con piel perforada, aplicaciones metálicas y superficies con acabado piano que serán una constante a lo largo y ancho del auto.

Está confirmado para llegar a nuestro país en el segundo semestre de 2017.

El Stinger fue galardonado como el auto de producción con el mejor diseño del Autoshow de Detroit, Eyes on Design, según la visión de expertos en diseño automotriz.