Hola, mi historia es un poco distinta a las que he leído aquí pero al final concluí en lo mismo, en sobrevivir sola, en cambiar la vida que ya creía organizada. Yo tengo 41 años, tenía 8 años de casada y más de 10 años de noviazgo ininterrumpido con el que hoy es mi ex. En principio el noviazgo fue muy inestable porque vivíamos en ciudades distintas... Al punto que llegué a descubrir que él tenía otra relación en su ciudad y que su familia lo encubría conmigo. Él se mudó a mi ciudad y rogó mi perdón y caí. Nos casamos . Luego de dos años de matrimonio buscando tener un bebé y al no darse de forma natural, su mamá me acusaba de que yo no quería tener hijos porque me importaba más mi trabajo. (Soy periodista y vivía en Venezuela, es un oficio de muchos riesgo). Pero yo no estaba evitando el embarazo, fui a mi médico y me dijo que en mí todo estaba bien, así que le pidió exámenes a él y resultó que él era estéril. Luego de ese diagnóstico él se bloqueó y no quiso buscar ayuda con ningún especialista, decía que mi médico estaba equivocado. Yo dejé de insistir, poco a poco el dejó de tocarme , siempre estaba cansado, ya no quería tener relaciones. Con los años volvimos a hablar sobre la posibilidad de tratarnos para intentar concebir un hijo, y él aceptó ir al doctor. Los resultados fueron los mismos. Nos hablaron de la inseminación con donante. Ese día las cosas empezaron a cambiar, él me dijo: “ Bueno esa es una opción .. así se que no me fuiste infiel”, creo que esa fue la mayor falta de respeto que pudo hacer conmigo... Seguimos buscando opciones y otros médicos, la situación en Venezuela es difícil y encontramos una buena clínica con costos que podíamos pagar... fuimos... todo muy bonito. Regresamos y él tenía el dinero, decidió gastarlo en organizarle las fiesta de navidad a su mamá. Puede imaginarse cómo me sentía yo, ya cumplía los 40 años, mis posibilidades de ser mamá se expiraban... Además a eso le juntas la crisis económica del país... la casa donde vivíamos era mía, la adquirí antes de casarnos así que él decía que no invertiría ni un centavo en esa casa porque no era de él, el carro también era mío, lo compré antes de casarme... Igual tenía varias fallas y lo dejó tirado en el garaje, tuve que traer a mi mamá a casa por avanzada edad... y porque además me ayuda económicamente y a él le molestaba todo... decía que mi mamá estaba loca por que le gusta salir con sus amigas jubiladas a conversar. Él quería que fuera la niñera de la perrita que tenemos en casa. Me llamaba más de 20 veces al trabajo, desestabilizándome, si me tenía que quedar en la oficina tarde lo encontraba enfurecido. Me celaba de mis compañero de trabajo, me hacia gastar mi dinero para comprale cigarros porque sino el mal humor no se le aguantaba. De repente cambiaba de golpe, se portaba agradable y amable conmigo y de golpe otra vez a gruñir y a criticar todas mis decisiones. Hasta que una noche de reclamos exploté y le pedí que se fuera, entonces pasé a ser la mala del cuento, él no entendía que me pasaba. Hoy tengo cuatro meses sola y no es fácil, yo creía que tenía un compañero de vida, pero era más una carga, la situación en mi país era -es- dura, por eso me fui. Ya con mi edad perdí la esperanza de ser mamá, pero creo que sí puedo encontrar un compañero para la vida.
Separada

Estimada Separada:
Te felicito por la decisión tomada, dejar atrás una relación tóxica sin duda no es sencillo, pero poco a poco saldrás adelante. En una pareja ambos deben buscar el proyecto en común y estar bien y en armonía juntos, evidentemente en tu matrimonio no había elementos para que se diera. Nunca es tarde para volver a empezar, aprovecha la oportunidad que tu misma te estás dando. 

apartado500v@gmail.com