Autoridades de la Basílica consideraban desde junio la cancelación de la peregrinación del 12 de diciembre. Foto: Tomada de Internet
Autoridades de la Basílica consideraban desde junio la cancelación de la peregrinación del 12 de diciembre

La tradicional peregrinación del 11 y 12 de diciembre a la Basílica de Guadalupe, que reúne millones de personas cada año para celebrar la aparición de la Virgen María, será suspendida por la pandemia del COVID-19, aunque se mantendrá la celebración en “otra modalidad”, confirmó este martes el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Desde la conferencia mañanera en Palacio Nacional, el funcionario dijo que en medio de la pandemia la peregrinación es considerada de “altísimo riesgo”, por lo que las autoridades eclesiales de México y de la Secretaría de Gobernación están llegando a un acuerdo.

“Hemos estado en conversaciones, a través de la Secretaría de Gobernación, con la Iglesia católica para identificar si existe la posibilidad, y parece que sí la hay, y agradecemos a la Conferencia del Episcopado Mexicano, que por iniciativa de ellos se modifique la modalidad en que pudiera ocurrir esto. De tal suerte que tengamos el beneficio en los sentidos, la protección de salud y por supuesto el respeto completo a las tradiciones y el culto y las convicciones religiosas al pueblo de México”, dijo.

El Heraldo de México adelantó el pasado 7 de junio que las autoridades de la Basílica consideraban ya, desde entonces, la cancelación de la peregrinación del 12 de diciembre, lo mismo que hicieron con más de 2 mil 300 peregrinaciones que reciben al año.

Este martes, López Gatell dijo que “las actividades del 12 de diciembre son indiscutiblemente una oportunidad de altísimo riesgo. En el atrio de la Basílica de Guadalupe está documentado que se puede congregar hasta dos o tres millones de personas al mismo tiempo, que estas personas vienen de múltiples lugares de la República, incluso de fuera del país, y que en el tránsito puede haber hasta 6 millones de personas en movimiento”.

Sobre las próximas celebraciones del 1 y 2 de noviembre que conmemora el Día de todos los Santos y Día de todos los Difuntos, conocidos como Día de Muertos, el subsecretario de la Secretaría de Salud llamó a las autoridades municipales a tomar las medidas pertinentes en los panteones, incluso la prohibición de las visitas masivas a los mismos.

“Es preferente si a nivel local se pueden tomar las decisiones administrativas que corresponde a que no se utilicen los panteones durante las festividades, o si existen modalidades para que se haga de manera escalonada de manera en que se pueda reducir el número de personas y por lo tanto el riesgo”, señaló.