Foto: Lidiet Mexicano
Protestan porque no abrirán instalaciones médicas los sábados y domingos, además de los días festivos

Cansados de sufrir por el desabasto de medicamentos en las clínicas donde se les ofrece el servicio médico, maestros activos, pensionados y jubilados que habitan en el municipio de General Cepeda tomaron las instalaciones de la Clínica del Magisterio de esta localidad.

El cierre de las instalaciones se llevó a cabo desde temprana hora de este viernes, al informarse a los derechohabientes por parte del administrador Carlos Zamora Quiroga, que se suspendería el servicio médico durante los fines de semana y días festivos.

Son alrededor de 250 afiliados a la clínica que de inmediato actuaron, asegurando que no tienen médicos durante el día, ni medicamentos y aún así quieren recortarles la atención.

“Nos dijeron que del Comité Seccional autorizó para que a partir de este fin de semana no se iba a prestar el servicio médico durante sábados y domingos, ahora tenemos que programarnos para enfermarnos cuando ellos digan”, mencionó el profesor Roque, pensionado de la Sección 38.


Al exterior de la clínica el informe indicó que todo es un caos en las instalaciones del magisterio, se contrató hace tiempo un médico, pero solo acude de 19 a 23:00 horas, pues brinda más servicios en Saltillo.

“Durante todo el día estamos sin atención médica, el doctor que presta servicios ahí trabaja en Saltillo durante el día y viene solo de noche, todavía así algunos pacientes se han quejado que no lo encuentran en ese horario, de ribete quieren suspender el servicio los fines de semana y días festivos”, manifiesta enfurecido.

Agregó que el problema de desabasto en medicamentos se padece desde tiempo atrás, afectando a los pensionados mayormente, pues al vivir de una aportación mensual no pueden pagar sus medicamentos y los gastos de su vivienda también.

“Ni médico ni medicamentos, la exigencia de nosotros es que se abastezca de medicamento, porque tenemos una buena cantidad de compañeros, sobre todo personas grandes que requieren de tratamiento especial, hay unos que cuestan entre 4 mil ó 5 mil pesos y no tienen para pagar: o surten el medicamento o surten la despensa”, confiesa.


Antecedentes
En 2017 una persona falleció en esta clínica presuntamente por negligencia médica, y a quien no se pudo intervenir debido al desabasto de medicamento.

¿Lo sabía?
En la actualidad hay un doctor que atiende a los pacientes, aunque lo hace únicamente de 19:00 a 23:00 horas, porque en el día trabaja en Saltillo.