Armando Luna Canales, diputado federal. Foto: Archivo
Armando Luna Canales, diputado federal por Coahuila, expuso a VANGUARDIA la necesidad de la legalización de esta planta que vendría a beneficiar a personas con distintos padecimientos

Luego que la Cámara de Diputados aprobara el dictamen para la legalización de la mariguana para fines medicinales, Armando Luna Canales, diputado federal por Coahuila, expuso a VANGUARDIA la necesidad de la legalización de esta planta que vendría a beneficiar a personas con distintos padecimientos.

“Tenemos que reconocer que la mariguana tiene usos medicinales al igual que la tienen otra cantidad importante de plantas y sustancias; se abre esta posibilidad pero se hace de una manera responsable y ordenada donde se faculta a la Secretaría de Salud para que se establezca cuáles son las reglas para toda la cadena productiva y de valor de estas sustancias que van desde la siembra hasta la investigación, e incluso la comercialización”, dijo.  

El legislador recalcó que para asumir la decisión de votar a favor de la legalización fue necesario reunirse con distintos grupos que están integrados por personas con distintas enfermedades que podrían beneficiarse con fármacos obtenidos a base de los componentes de la mariguana. 

Destacó que por ahora se establecen los mecanismos que van a permitir que el cannabis se use exclusivamente para fines medicinales; y aunque no existe fecha para cuándo pueda entrar en vigor la reforma.

Por otro lado, reconoció que el cultivo de la mariguana podría permitir centrar la economía formal en México. 

“También va a legalizar una parte importante de la siembra de mariguana y va a permitir que los campesinos que hoy se encuentran cultivando en situaciones de extrema pobreza, se conviertan en empresarios y creadores de un producto lícito que puede permitir centrar la economía formal con buenos ingresos”, adelantó. 

Finalmente, negó que con esta decisión de la Cámara Baja se dé un golpe a la delincuencia y al tráfico de drogas en el país. “No creo que la decisión tengan que ver con eso, los mayores hechos de violencia tienen que ver con otro tipo de drogas y no con la mariguana; nosotros tenemos la posibilidad de hacer que nuestro país incursione en lo que ya es una tendencia mundial de los usos medicinales del cannabis y estamos muy lejos de un uso recreativo. Creo que la violencia y el crimen organizado van por otra ruta”, concluyó.