Escondrijos. La solución más sencilla para deshacerse de basura, es esconderla en alguna rendija, o incluso en zonas de desagüe. Foto: Vanguardia/Sandra Naal
Recorrer las calles del centro de la ciudad tiene su lado oscuro, mucho tienen que ver los malos hábitos ciudadanos

A falta de botes de basura en el centro de la ciudad, ciudadanos están optando por utilizar agujeros en las paredes como basureros, ya que en el primer cuadro hay ausencia de estos y las personas prefieren tomar medidas como esta, aunque esto implique el darle una mala imagen a uno de los lugares turísticos del municipio.

En la calle de Aldama es donde se detectó este problema, pues en una de las paredes de la acera del lado derecho tiene un gran agujero, que es donde los ciudadanos han estado metiendo envases de plástico y de vidrio, además de envolturas de alimentos.

Cabe mencionar que en este agujero se localizan tubos conductores de agua, por lo que resulta peligroso que estén al aire libre y más si están siendo utilizados como basurero.

Anteriormente se había publicado que en la calle de Pérez Treviño, en los huecos donde faltan las tapas de los registros del agua, también estaban siendo utilizados como botes de basura, además de los baches, pues los ciudadanos no les gusta cargar con la basura hasta llegar al depósito más próximo.

SALTILLENSES, LOS MÁS SUCIOS

Hace unos meses, VANGUARDIA, publicó una nota basada en el testimonio de uno de los empleados de limpieza del municipio, quien expresó que los saltillenses son muy sucios y que no tienen respeto por el cuidado del medio ambiente, pues señaló que siempre había envolturas de alimentos y envases en la calle, pese a que pueden caminar unos metros y toparse con un bote de basura.