Tras dos apariciones en el Super Bowl en las pasados dos ediciones, Seattle llega como favorito ante un equipo que ya demostró ser sumamente peligrosos y que tratarán de aprovechar el calor de su gente y el frío de su ciudad

Minnesota.  Aparentemente, dos equipos que están armados para jugar bajo las inclemencias meteorológicas, tendrán justo eso hoy en el que se anticipa uno de los duelos más fríos en la historia de la NFL.

Los Seahawks, bicampeones reinantes de la Conferencia Nacional, tuvieron un inicio incierto pero reencontraron su identidad defensiva a tiempo y ganaron seis de sus últimos siete encuentros, incluyendo una paliza de 38-7 sobre los mismos Vikings, en donde el estelar running back, Adrian Peterson, fue limitado a tan solo ocho acarreos.

Hoy no será el caso. Las condiciones pronosticadas de 17 bajo cero Centígrado al comienzo del juego y que podrían caer hasta los -29 Centígrado prácticamente garantizan que los equipos se inclinen, al menos de inicio, hacia el juego terrestre, lo que no es una buena noticia para Seattle, ya que el running back, Marshawn Lynch, quedó descartado para el duelo de comodines del domingo ante Minnesota.

Los Seahawks emitieron un comunicado para informar que Lynch no viajó con sus compañeros para el encuentro del domingo.

El comunicado del equipo coronó un día en el que la disponibilidad de Lynch cambió tres veces. La mañana del viernes, el coach Pete Carroll señaló a la radiodifusora KIRO-FM, que Lynch jugaría. Una vez finalizada la práctica vespertina, señaló que su disponibilidad era cuestionable y que el equipo necesitaba evaluarlo antes de decidir si jugaría ante los Vikings.

Lynch estuvo listado como practicante de tiempo completo en los tres entrenamientos de la semana luego de no jugar desde la semana 10 en contra de Arizona. Lynch se sometió a una cirugía abdominal el 25 de noviembre y se reintegró esta semana al equipo, luego de pasar la mayor parte de su recuperación en la zona de la Bahía de San Francisco, al lado de sus entrenadores personales.

Ante esta situación será una posibilidad ver con más movilidad al quarterback del equipo, Russell Wilson, quien durante la temporada fue el segundo jugador con más yardas terrestres, incluso consiguó más que el propio Lynch.

Debido a la inclemencia del tiempo que se espera, se espera que Doug Baldwin, quien ha sido el principal blanco de Wilson con 11 recepciones de TD en sus últimos seis partidos, no tenga tanta participación durante el juego.

Seattle lideró la NFL con los menos puntos admitidos por cuarto año en fila, presentando un enorme desafío para la ofensiva comandada por el quarterback, Teddy Bridgewater, quien hará su debut en postemporada al frente de una unidad que fue 16 en el rubro de puntos anotados.

“Lo primero es que necesitamos a nuestros fans para que sea una gran ventaja para nosotros”, dijo el entrenador en jefe de Minnesota, Mike Zimmer.

Luego de la pobre actuación de los Vikings en Seattle, se recuperaron para ganar sus últimos tres partidos para asegurar el título de la NFC Norte y  quedar sembrado como número. Agencias


No te lo pierdas

Seattle - Minnesota

12:00 horas/Canal 5, FOXSports
Pronóstico:  Seahawks 20-13
La línea:   Seahawks por -5