A quienes nos tocó vivir las transgresoras décadas de los 70s y 80s, no se nos olvida que, además de las tradicionales telenovelas semanales también había melodramas dominicales

Así, bajo el patrocinio de una vigente marca de salsas, se tenía, por ejemplo, los “Domingos Herdez”, donde alrededor de las 10:00 de la noche se transmiteron telenovelas que marcaron una época como lo fueron “Yesenia” (1970),  basada en el éxito del folletín “Lágrimas, risas y amor”, de la escritora Yolanda Vargas Dulché, con Fany Cano como estelar antes de la versión cinematográfica que hizo Jacqueline Andere o el refrito que protagonizó Adela Noriega en los 80s; “La recogida” (1971), que tres décadas después públicos más jóvenes conocieron como “María Belén” con Dana Paola interpretando el personaje principal; una telenovela que mezclaba el melodrama tradicional con la fantasía titulada “La maldición de la blonda”, también en 1971, protagonizada por primeras figuras del cine como Gloria Marín y Eric del Castillo, entre otros.

 A finales de los 70s son memorables en aquellos mismos espacios más títulos de la autoría de Yolanda Vargas Dulché como “Ladronzuela” (1978), protagonizada por Macaria y Juan Ferrara; “Julia”, de 1979, cuya pareja protagónica hicieron la venezolana Lupita Ferrer y el desaparecido Pedro Armendáriz Jr. con un texto del célebre escritor Carlos Olmos (“Cuna de lobos”) o “Muñeca rota”, también de 1978, que ya comentamos aquí en alguna ocasión fue la adaptación a telenovela de la historia del símbolo sexual hollywoodense Marilyn Monroe que interpretó la actriz y cantante Dulce.

 

 A principios de los 80s, aunque ya sin el patrocinio de la mencionada marca, Televisa echó la casa por la ventana con lo que en su tiempo se denominó como “telecrónica” sobre la vida de la famosa tiple, actriz y vedette de principios del siglo XX María Conesa que protagonizada por la primera actriz Ofelia medina se tituló “Toda una vida”, y justo como más de tres décadas después hoy por la noche, aunque será por única ocasión, como medida desesperada de Televisa por retomar los públicos que se les fueron con bodrios consecutivos en su horario estelar desde “Hasta el fin del mundo” a “pasión y poder” pasando por “Lo imperdonable” estrena la muy publicitada adaptación al México del porfiriato de la exitosa serie española “Gran Hotel” bajo el título de “El Hotel de los Secretos”.

 Con un gran despliegue de producción encabezado por la mano de Roberto Gómez Fernández (“Para volver a amar”; “El color de la pasión”) y con la actuación protagónica de primeros actores y actrices como Juan Ferrara, Diana Bracho, Jesús Ochoa, Daniela Romo y otros más que cobijan a jóvenes protagonistas de cine como Irene Azuela (“Las oscuras primaveras”) y Eric Elías (“Compadres”), o cantantes como el ex académico Carlos Rivera, a partir de mañana por la noche el serial continuará en el horario que deja vacante la mencionada “Pasión y poder” cuyo final precede su estreno esta noche. Un buen amuleto por la tradición de clásicos como los mencionados y la mejor de las suertes.

 Comentarios a:
sopeoperas@yahoo.com