Arturo Estrada / Vanguardia
Tuvieron que pasar desgracias como la ocurrida en Pasta de Conchos para que por fin la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se decidiera a incrementar el número de plazas para inspectores.
Actualmente, llegaron siete nuevos inspectores, con los que suman 18 que deberán atender a cientos de industrias de toda clase y por todo el Estado.

En la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se informó que las plazas de los dos inspectores y dos administrativos que fueron inhabilitados por la Secretaría de la Función Pública, ya fueron cubiertas por otras personas.