La Jornada
México, D.F.- Frente a la intervención de las cámaras empresariales que pretenden echar abajo la reforma electoral con el falso argumento de que ésta afecta las libertades de los ciudadanos, Ruth Zavaleta Salgado, presidenta de la Cámara de Diputados, anunció que las negociaciones del Congreso federal con los estatales para convalidar la citada legislación corren aceleradamente.
"Son 16 los congresos locales con los que se aprobará la ley; desde mi punto de vista todos estamos acelerando los trabajos con los congresos locales, de tal forma que no estamos dando tiempo para otro tipo de negociaciones. Después de que declaremos que ya tenemos la mayoría de los congresos locales se cuenta un mes y posteriormente se tendrán que dar las sustituciones de los consejeros electorales y todos los temas que vienen intrínsecos en la ley. Creo que a va a ser muy rápida la aprobación".

- ¿Qué opina del argumento de que la ley trastoca la soberanía de los estados?

"En realidad creo que no fue ese el fondo ni la intensión; si ese fuera el argumento principal para votar en contra de esta ley en los congresos locales, tienen que darnos la argumentación correcta para que nosotros pudiéramos analizarla. Es obvio que si no logra pasar esta ley tendríamos que revisar en qué fallamos, pero desde mi punto de vista no va a suceder eso".

- ¿Son intereses económicos los que están detrás de la ley?

"Parte son los intereses. Recuerde que siempre cualquier ley tiene implícita intereses de distinto índole.

Por su parte Jesús Zambrano, dirigente de Nueva Izquierda en el PRD, criticó la intervención de los empresarios, porque en breve, adelantó, "se quedarán con un palmo de narices, la reforma va adelante. Por lo menos en 20 congresos locales existe una disposición mayoritaria para aprobarla.

"Es el colmo de la desfachatez de las cámaras patronales porque la emprenden contra el ejercicio de la democracia. ¡Hubieran reclamado el año pasado! Tal postura forma parte de su habitual cinismo".