Universal
España ha sabido capitalizar de excelente manera sus activos turísticos. Pero Barcelona ha sabido fortalecer sus raíces históricas, y entender las palabras turismo y futuro con todas sus letras, y lo demuestra en los hechos.
Su historia antecede al imperio romano y desde entonces cobró importancia estratégica como puerto mediterráneo. Ha formado grandes luminarias de las artes y ciencias, muchos de los cuales emigraron a México tras la guerra civil de 1936.

Los apellidos Dalí, Gaudí, Oró, Subirachs o Serrat son sinónimos de vanguardia en variadas facetas de las artes y ciencias. Todos ellos han tenido como común denominador la capital catalana y hoy están reconocidos dentro del patrimonio universal.

Pero hay nuevas generaciones. Para la nuestra, saltó hacia el escenario mundial en 1992 con las olimpiadas y todo lo que conlleva.

Desde entonces, no hay año que no tenga un acontecimiento relevante para atraer cada vez más visitantes. Eventos como el Forum de las Culturas, celebrado en 2005, "2005, año de la gastronomía" o "2007, año de la ciencia" lo demuestran.

Claro que no falta quien viene por una semana y decide quedarse en la ciudad condal de por vida.

Esta ciudad también es pionera en nuevas tecnologías que llegan al público común. La Feria Construmat 2007 presentó las viviendas bioclimáticas, con un mínimo consumo de energías convencionales, y óptimo aprovechamiento de energía. Incorporan materiales reciclados ecológicos, no precisan sistemas de calefacción, ni de aire acondicionado, prefieren el uso de energía geotérmica y solar. Para 2008 se celebrará aquí el Congreso Mundial de la Naturaleza.

El Campeonato Europeo de Atletismo (2010), también se desarrollará en canchas barcelonenses. Los Eurogames, justa deportiva de la comunidad gay, también tendrá en 2008 esta ciudad como sede.