Universal
La fórmula propuesta para replantear el otorgamiento de recursos públicos a los partidos políticos beneficia a PAN, PRI y PRD y castiga a PVEM, Convergencia, PT, Nueva Alianza y Alternativa, de acuerdo con un estudio de EL UNIVERSAL
En la iniciativa de reforma electoral se explica que la cantidad a repartir se obtendría de multiplicar el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 70% del salario mínimo vigente en el Distrito Federal.

Sin embargo, la totalidad de los recursos se distribuirán de acuerdo con la fuerza electoral y no conforme al mecanismo vigente, que prevé que 70% del dinero se reparta en función de los votos obtenidos en la elección previa y el resto como medida de equidad entre todos los partidos políticos.

En el escenario de que la votación del siguiente proceso electoral fuera la misma de los comicios previos e igual el número de empadronados, con la nueva regla el PAN pasaría de 742 millones de pesos a 898 millones.

Para el PRI el aumento sería de 518 millones de pesos a 585 millones de pesos, y el PRD subiría de 446 millones a 483 millones de pesos.

En cambio, el Partido Verde disminuiría de 223 millones de pesos a 172 millones; los petistas de 211 millones a 155 millones de pesos; Convergencia, de 200 millones a 139 millones; Nueva Alianza, de 187 millones a 122 millones, y Alternativa, de 139 millones a 55 millones.

Los cinco institutos pequeños también verían disminuidos sus ingresos por actividades específicas (capacitación, educación, investigación socioeconómica). Para este caso se ha propuesto otra fórmula: 1.5% del monto total del financiamiento público para actividades ordinarias, en lugar de 75% reembolsable de los gastos realizados por ese concepto.

Las reducciones en gasto ordinario y en campañas aplicarían a partir del 1 de enero de 2010. El proyecto está en el Senado y sería aprobado en comisiones la próxima semana.