Brooke Shields<br>Foto: El Universal
El Universal
La depresión posparto orilló a la actriz a pensar en desaparecer
La actriz estadounidense Brooke Shields reveló que tras convertirse por primera vez en mamá pensó en el suicidio.Shields declaró que padeció de depresión posparto tras el nacimiento desu hija Rowan, hace seis años, informó en su página de internet elperiódico español El Mundo.

Lo que para muchas mujeres significa una gran felicidad, para Brooke fue una pesadilla pues no podría cantar ni mirar a su hija.

"Todo lo que quería era desaparecer y morir", señaló la actriz, quien también creía que su bebé estaría mejor sin ella.

Para Shields, el problema fue que dejó de tomar medicamentos contra ladepresión, pero después entendió que no podía hacer más que curarse.

Tres años después del nacimiento de Rowan, la actriz tuvo a otra niña llamada Grier.

Hace algunas semanas Shields fue objeto de una gran polémica cuando se anunció que una imagen de ella sería expuesta en una galería londinense, pero la fotografía fue sustituida.