Washington, EU.- El presidente George W. Bush estimó que al precandidato John McCain le resta bastante trabajo para convencer a los republicanos que es un conservador "sólido", pero afirmó que lo apoyará si gana la nominación republicana para las presidenciales estadounidenses de noviembre.
"Lo conozco bien. Conozco sus convicciones. Conozco los principios que lo conducen. Y no tengo dudas de que es un conservador verdadero", dijo Bush el domingo en una entrevista en Fox News.

Pero Bush destacó: "Pienso que si John es el nominado, tiene todavía que convencer a la gente de que es un conservador sólido".

"Y me alegrará ayudarlo si obtiene la nominación", indicó.

Bush defendió a McCain, quien fue su rival en la lucha por la nominación republicana en 2000, de críticas de sectores del Partido Republicano que consideran que no es lo suficientemente conservador para representarlos.

"Miren, es fuerte en defensa nacional. Es severo en materia fiscal. Cree que los recortes fiscales deben ser permanentes. Es pro vida. (...) Sus principios son sólidos y firmes", dijo el mandatario.

No obstante, Bush, en su último año en la Casa Blanca, rehusó declarar su preferencia entre McCain y el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, quien se mantiene bastante por detrás del veterano senador en la carrera por la nominación del partido.

Bush criticó a la precandidata demócrata Hillary Clinton por convertirlo a él en un tema de su campaña y al senador Barack Obama por su supuesta inexperiencia en política exterior.

"Lo que importa no es el pasado sino el futuro cuando se trata de campañas", dijo en respuesta a un aviso de Clinton que decía que tendría que "limpiar" después de Bush si gana la Presidencia.

"La única cosa de política exterior que recuerdo que él (Obama) dijo fue que iba a atacar Pakistán", dijo Bush.

Sus comentarios fueron respondidos poco después por el portavoz de Obama. "Claro que el presidente Bush atacaría al único candidato en esta carrera que se opone a su desastrosa guerra en Irak desde el comienzo", dijo el portavoz Bill Burton en un comunicado.

"Barack Obama no necesita ningún consejo sobre política exterior del arquitecto de la peor decisión de política exterior en una generación", agregó.