Foto: Notimex
El Universal
En gira por el Estado de México el mandatario recordó que el país es uno de los que muestra mayores índices de sobrepeso por las malas prácticas de alimentación
Ixtlahuaca, Edo. Mex.- El presidente Felipe Calderón llamó a la gente a bailar una buena cumbia como una forma de hacer ejercicio, ya que la obesidad se ha convertido en un problema de vida o muerte en México.

Acompañado del gobernador Enrique Peña Nieto, Calderón arrancó la feria de salud y prevención, PREVENISSSTE, en este municipio, donde recalcó la necesidad de que la gente tome prevenciones para evitar enfermedades no sólo caras sino que le pueden costar hasta la vida, como la diabetes.

Calderón retomó una frase de la campaña del ISSSTE en la que se advierte que la obesidad es ya un problema de vida o muerte.

"Hay que prevenir la obesidad. A mi me asusta mucho, es muy impactante pero por lo mismo nos puede servir esto que estoy viendo en la publicidad del PREVENISSSTE ahora que se lanza el programa: La obesidad en México ya se volvió un tema de vida o muerte y lo tenemos que considerar así. La obesidad lleva tarde o temprano, en la mayoría de los casos a una muerte por lo menos anticipada de la vida de una persona puede tener".

Recordó que el país es uno de los que muestra mayores índices de sobrepeso, sobretodo en los niños, por las malas prácticas de alimentación, pues en el pasado ingerían frutas y aguas frescas y ahora son otro s productos y refrescos con mucha azúcar.

También recordó que recientemente falleció una prima hermana suya a causa de cáncer, y que si este hubiera sido detectado a tiempo quizás todavía viviera. "Y que hagamos ejercicio todos los días, caminar, andar en bicicleta, subir escalera, incluso por ejemplo bailar, además a los mexicanos nos gusta mucho y la verdad pues una buena cumbia, ahí también media hora al día, en fin, el baile que ustedes quieran, pues también es bueno para hacer ejercicio", dijo el mandatario.

En este pueblo, Calderón y Peña Nieto recorrieron las calles a pie acompañados de una banda y continuamente se escuchaban los gritos y porras a favor del gobernador Enrique Peña Nieto.