Nueva York, EU.- La agencia de calificación de riesgo financiero Moody's cambió de negativa a positiva la perspectiva sobre la deuda del constructor automovilístico General Motors (GM), tras el acuerdo salarial concluido con el sindicato UAW.
Este decisión, anunciada el martes, tuvo lugar después de que la empresa diera a conocer el lunes elementos suplementarios del acuerdo marco concluido con el sindicato a fines de setiembre, cuyas grandes líneas fueron divulgadas la semana pasada.

El nuevo acuerdo salarial "tendrá ventajas sustanciales y de largo plazo en materia de reducción de costos" para el grupo, estimó Moody's en una nota, en la que recuerda que GM tendrá que enfrentar todavía años difíciles en 2008 y 2009 y poner en el mercado nuevos vehículos.

"GM cuenta con 30.000 millones de dólares de liquidez y de créditos por 5.800 millones de dólares", añadió la agencia, "lo que revela una flexibilidad financiera suficiente como para próximos dos años".