Fabián W. Waintal
Con 28 años cumplidos el último 12 de febrero, Christina Ricci ya dejó de ser la niña mimada de Hollywood que un director había descubierto después de verla en una obra de teatro escolar.
"Yo siempre fui muy dramática desde pequeña" asegura ella misma "Incluso a los ocho años tenía muchísimas ambiciones, pero ahora que me doy cuenta, era bastante malcriada."

Apenas si tenía 7 años cuando apareció en las primeras publicidades y no tardó demasiado en debutar en cine, como la hermana menor de Winona Ryder y la hija de Cher en "Sirenas" (Mermaids), convirtiéndose en una `miniestrella' como la pequeña Wednesday de las versiones `The Addams Family'.


En 1997, ya se había graduado de una privada escuela secundaria en Manhattan cuando tuvo que decidirse entre estudiar en Los Angeles o ingresar a la Universidad de Columbia. La decisión fue muy fácil: ninguna. En ese preciso momento tenía contratos para ocho películas con fechas de estreno predeterminadas para el siguiente año, incluyendo "Sleepy Hollow" con Johnny Depp y el protagonismo absoluto en "The Opposite of Sex".


Aún así, Christina Ricci encontró varios desvíos en el camino a la fama, como los personajes que no logró en `Jurassic Park'; `Entrevista Con el Vampiro', el rol de Kate Winslet en `Titanic' o el de Cameron Diaz en `Gangs of New York' de Martin Scorsese.