Más de 100 años después de su fundación, la automotriz General Motors (GM) vuelve a empezar de cero.
Nueva York.- El que fuera durante décadas el fabricante de automóviles más grande del mundo salió hoy de un proceso de insolvencia que duró 40 días transformado en una nueva compañía, con las siguientes características:

PROPIETARIOS: Los gobiernos de Estados Unidos y Canadá tienen un 72 por ciento, el sindicato UAW 17,5 por ciento y los acreedores diez por ciento.

MARCAS: Sólo habrá cuatro marcas estadounidenses: GMC, Chevrolet, Cadillac, Buick. Pontiac, Hummer, Saturn y Saab desaparecerán. GM redujo a un 35 por ciento su participación en su hasta ahora filial Opel.

TRABAJOS Y FABRICAS: GM cierra 14 fábricas hasta fines de 2011. Nuevamente se eliminarán decenas de miles de empleos. En Estados Unidos quedarán a fin de año 68 mil 500. Hace 20 años, la compañía tenía 538 mil en el país.

CONCESIONARIOS EN EU: Un 40 por ciento de sus 6 mil filiales en Estados Unidos cerrarán.

PÉRDIDAS: El "antiguo" GM registró sólo en el primer trimestre de 2009 unos números rojos de 6 mil millones de dólares. También la nueva compañía tiene prevista unas pérdidas multimillonarias el año próximo. Sólo en 2011 el grupo volvería a los números negros.