Luego de haber cosechado dos triunfos antes en partidos de exhibición, el equipo dirigido por Vinicio Castilla la selección mexicana está listo para el torneo
HERMOSILLO, SON.- Fue un día positivo para la selección mexicana de béisbol. Más allá de la derrota, la cálida afición de Hermosillo hizo sentir a su equipo lo que es jugar en casa. México cerró su preparación para el Clásico Mundial de Béisbol con una derrota de 4-2 ante Arizona ante un lleno en el estadio Héctor Espino, pero con buen ánimo luego de haber cosechado dos triunfos antes en partidos de exhibición en Estados Unidos, uno por una paliza de 19-4 también frente a los Diamondbacks, y otro de 7-3 ante los Rockies de Colorado, en el que los mexicanos conectaron 14 hits.

Al término del partido del viernes, el equipo dirigido por Vinicio Castilla viajó a la Ciudad de México donde el domingo debuta en el torneo.

Una figura descollante en la novena mexicana es el primera base de los Padres de San Diego Adrián González, quién insistió en que  México será un equipo competitivo en el Clásico.

``Hasta el momento hemos jugado muy buen béisbol. La diferencia con la escuadra (mexicana) del Clásico anterior es que lo veo más completo; es más equipo, vamos a hacer muy buen papel'', afirmó.

Algunas ausencias notables de astros han creado una gran incertidumbre en el torneo, de las que México no ha sido ajeno al no poder contar con figuras de la talla de Yovanni Gallardo.

Por Dominicana no estarán Alex Rodríguez y Manny Ramírez entre otros, y Venezuela sin duda extrañará a los lanzadores Johan Santana y Carlos Zambrano.

``La verdad respeto la decisión de los demás peloteros de no jugar en este Clásico, deben de tener sus razones y son muy válidas, deben de asegurar sus lugares con sus equipos, pero yo juego con México porque quiero y deseo representar a mi país'',
comentó al respecto el segunda base de los Marlins de Florida, Jorge Cantú, quién es uno de los grandes astros del evento.