Carreras del futuro

Empresarios lanzan reto a las universidades locales para cubrir requerimientos de la industria

Coahuila
/ julio 14, 2019 - 08:27

Luego de meses de haber realizado un análisis de las carreras que a futuro serán demandadas y por ende bien remuneradas en la entidad, la Confederación Nacional de la República Mexicana Coahuila Sureste presentó ante la Secretaría de Educación del Estado y ante el Consejo de Vinculación Universidad-Empresa la oferta educativa que debería adoptar el nivel Superior y exponer para las nuevas generaciones.

Se trata de 15 “carreras del futuro” que cubren las necesidades de la industria local, regional y estatal, nacional e internacional: Ingeniería robótica, Ingeniería ambiental, Diseño industrial, Ingeniería agroindustria, Ingeniería aeronáutica, Marketing digital, Ingeniería en tecnologías de la información, Biotecnología, Ingeniería mecatrónica, Enfermería-Geriatría, Contabilidad y finanzas, Administración de medios digitales, Derecho, Ingeniería en geofísica e Ingeniería en logística.

Miguel Monroy, director de Coparmex, dijo que el estudio se enfocó en seis ejes estratégicos: el sector aeroespacial, agroindustrial, automotriz, energético, metal mecánico, de los cuales se derivaron también 20 carreras técnicas para su implementación en los planteles de nivel Medio Superior.

$!Carreras del futuro
Ofrecer un sistema de evaluación compartido y de educación disponible de 24 horas al día para que el alumno no tenga como requisito acudir a la Universidad”.

Técnico en auditor de energía, Operador de control numérico, Electrónica, Electromecánico en energías renovables, Mantenimiento industrial, Mantenimiento de aviación, en Enfermería, Asistente legal, en Maquinaria pesada, Soldadura, Mecatrónica, Robótica, E-Marketing, Administración de redes sociales, Operación de importación-exportación, Procesado de alimentos, Comportamiento de finanzas, Diseño por computadora, e Impresión aditiva, y Geriatría.

“Lo que queremos hacer es un tema de ser sensibles a los actores, en este caso a las empresas y hacia dónde las universidades van a ir”. Dijo que cada Universidad lo irá aplicando a su manera y debe de ser un proceso que no puede perdurar más de cinco años, pues caerían en riesgo de sufrir incompetencia por otras instituciones como es el Tecnológico de Monterrey que ya implementó innovación en su plan de estudios y proceso del mismo.

Como estrategias, se menciona a las universidades pasos a seguir para innovarse, como la aplicación de educación práctica e interactiva con plataformas de aprendizaje, es decir que de manera virtual los alumnos tengan una experiencia sensorial completa, alejándose del “e-reading”.

Ofrecer un sistema de evaluación compartido y de educación disponible de 24 horas al día para que el alumno no tenga como requisito acudir a la Universidad a obtener un aprendizaje. Retirar el canal tradicional de comunicación “pizarrón, maestro, pupitre, alumno” y sustituirlo por el método Learning experience.

Apostar en el sistema de educación bilingüe no solo ofreciendo el inglés, sino con más de dos idiomas, pues al día “están graduando a profesionistas sin un segundo idioma”.

Un mayor compromiso con las empresas/universidad. Disminuir materias del tronco común y dar oportunidad de que el estudiante pueda especializarse más de acuerdo al abanico de acreditación de competencias. Mencionó como ejemplo que actualmente un ingeniero industrial tiene el 95 por ciento de sus materias de tronco común y pocas optativas.

 

$!Carreras del futuro

Miguel Monroy aseguró que actualmente se trabaja con un modelo donde lo importante es el papel o título y lo que se debe de plantear es el acreditar competencias.

Aunado a ello, que todas las instituciones tengan sus carreras certificadas para reiterar que su plan de estudio, instalaciones y maestros cumplan con ciertos estándares.

UAdeC, UAAAN, Tecnológico de Monterrey, UTC, UTS, ULSA, UANE, Coecyt son las empresas que recibieron la propuesta de parte del Consejo de Vinculación Empresa-Universidad de la Coparmex.

Actualmente se trabaja con un modelo donde lo importante es el papel o título y lo que se debe de plantear es el acreditar competencias, aunado a ello, que todas las instituciones tengan sus carreras certificadas.