En peligro poza de Cuatro Ciénegas por extracción desmedida

Coahuila
/ 17 septiembre 2021

Acciones de conservación lograron elevar el nivel de agua del humedal en Cuatro Ciénegas

La Poza de la Becerra es un área natural protegida que tendrá que seguir cumpliendo normas de conservación aunque el Museo del Desierto tenga que regresar el predio como señaló una jueza; además las labores de preservación ayudaron a incrementar el nivel de agua del lugar, pero existe riesgo de que las actividades humanas agoten los recursos hídricos como ya ocurrió con otras lagunas de Cuatro Ciénegas, informó la asociación Pronatura.

“Está regida como área natural protegida, en la cual la Conanp tiene lineamientos con base a los cuales se debe manejar el área; independientemente de quién sea o vaya a ser la persona que le dé manejo, tendrá que apegarse a ciertos lineamientos que ya están establecidos”, explicó Óscar Leal, director del Programa de Agua de la organización dedicada a la conservación de la biodiversidad en México.

Afirmó que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) deberá hacer respetar las normas que rigen a estos espacios.

“Pronatura está a favor de la conservación, hemos realizado algunas acciones de conservación en el área y sea quien sea, nosotros estamos siempre con la disponibilidad de trabajar en pro de la conservación de tan importante área”, apuntó el doctor Óscar Leal.

La asociación civil Pronatura, dedicada a la conservación desde 1981, junto con el Museo del Desierto y otros organismos y sociedad, han realizado labores para preservar el valle de Cuatrociénegas, en particular la Poza de la Becerra.

Por ejemplo, en 2015 se documentó la desecación de la Laguna de Churince, uno de los humedales más importantes de la zona, y en 2018 se registró el nivel de agua más bajo en la Poza de la Becerra, que podía correr con la misma suerte si no se actuaba.

“Algunas obras que se hicieron son muy importantes porque se ha recuperado partes del río Garabatal y también se ha incrementado aproximadamente 40 centímetros la Poza de la Becerra”, dijo Óscar Leal.

EXTRACCIÓN,
RIESGO PARA POZAS

Las actividades humanas de extracción de agua por arriba de la recarga natural de los acuíferos son una amenaza para el ecosistema y población de Cuatro Ciénegas, por eso es vital conservar estas áreas naturales y trabajar bajo modelos sustentables.

“Sí existe un riesgo, en 25 años se ha perdido aproximadamente el 12 por ciento de los humedales, estamos hablando del 90 a 2015, en ese periodo se perdieron. Se extraía el agua para crecer económicamente, entonces ahora en las últimas décadas nos hemos dado cuenta de que es un modelo no sustentable”, detalló Óscar Leal, de Pronatura.

“Si seguimos así, más cambio climático, al rato no va a haber agua para el ambiente ni para las personas”, sostuvo el especialista.