Niega subprocurador de Coahuila movilizar policías para evitar arresto de su hijo

Saltillo
/ 27 octubre 2015

Denunció que en realidad los policías municipales lo iban siguiendo con luces apagadas

Juan José Yáñez, subprocurador para Personas Desaparecidas, negó haber "rescatado" a su hijo de la policía municipal, que presuntamente lo había detenido por estado de ebriedad, y denunció que en realidad los policías municipales lo iban siguiendo con luces apagadas.

VANGUARDIA dio a conocer que en redes sociales se denunció que Juan José Yáñez, funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, había acudido afuera de un bar del norte de Saltillo para “rescatar” a su hijo de la policía municipal que lo había detenido por estado de ebriedad.

“El viernes en la noche, unidades de la Policía Municipal, con las luces apagadas me venían siguiendo. No es la primera vez que lo hacen, por lo cual pedí saber qué pasaba. Me detengo y me cierran, no me dejaban pasar. Lo reporté inmediatamente al 066 en donde consta todo esto”, explicó el Subprocurador al dar su versión sobre los hechos ocurridos en el bulevar Pedro Figueroa, al norte de la ciudad.

Reportan que el Subprocurador impidió la detención de su hijo

La madrugada de este viernes, un joven que se identificó como hijo de Juan José Yáñez Arreola fue sorprendido por elementos de la Policía Municipal al encontrarse en completo estado de ebriedad, según la versión de los oficiales; sin embargo, el titular de la Subprocuraduría de Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas de la Procuraduría General de Justicia del Estado llegó al lugar e impidió que fuera detenido.

El reporte se dio cerca de las 01:00 horas de ayer, el joven del que no se informó su identidad fue retenido cuando salía del bar “El Torito Sinaloense”, localizado sobre el bulevar Pedro Figueroa, en completo estado de ebriedad, según versión de los oficiales municipales.

Los uniformados le marcaron el alto para revisar en qué estado se encontraba cuando conducía.

En ese instante, el joven se comunicó con su padre –según informaron los policías de Saltillo- quien acudió para impedir la detención de su supuesto hijo, solicitando apoyo de elementos de la Policía Estatal.

En ese punto se dieron cita elementos del GATE, GROM y Policía Estatal Acreditable, quienes cerraron la circulación e impidieron el acceso a peatones, esto mientras el funcionario de la PGJE conversaba con personal de Municipio.

Tras la plática, el joven fue llevado por Yáñez Arreola a bordo de una camioneta privada, evitando así lo detuvieran.