Germán Tesse
Este mes de junio de 2010 será recordado con un sabor agridulce en relación a una quinta derrota futbolística de la Selección Mexicana contra Argentina en el Mundial de Sudáfrica.
Este mes de junio de 2010 será recordado con un sabor agridulce en relación a una quinta derrota futbolística de la Selección Mexicana contra Argentina en el Mundial de Sudáfrica.

Pero como nuestro espacio se destina desde hace 15 años, cuando comenzamos a hacerlo en abril de 1995, a hablar del quehacer cinematográfico tanto en la región como en el resto del mundo, hoy más que seguirnos lamentando sobre eso, vamos a recordar un par de filmes de manufactura mexicana que en este mismo mes festejaron los 50 y 10 años de su estreno, de manera respectiva, y de haber hecho historia en la cinematografía nacional y del extranjero.

El primero de ellos fue "Macario", un filme considerado una de las obras maestras del cine mexicano del siglo 20 dirigido por el maestro Roberto Gavaldón, basado en un texto de B.

Traven y protagonizado también magistralmente por el primer actor Ignacio López Tarso.

Luego de su estreno en México, en el cine Alameda de la capital del país el 9 de junio de 1960, fue escogido para representar a nuestro país en los Oscares a lo mejor del cine de 1961, convirtiéndose de esta manera en la primera película mexicana en ser nominada en la terna a la Mejor Película Extranjera de 1960.

A este logro de "Macario" lo siguieron en dos años consecutivos "Tlayucan", de Luis Alcoriza, en 1961, y "Animas Trujano", de Ismael Rodríguez, en 1962, y no fue hasta la década siguiente cuando en 1975 la cinta mexicana del realizador chileno Miguel Littin, "Actas de Marusia", estuvo de nuevo presente en la lista de películas originarias de nuestro país nominadas al Oscar a la Mejor Película Extranjera.

Tuvieron que pasar 25 años para que en medio de la crisis de contenidos con las películas de narcos y ficheras, así como por las cada vez más desfavorables condiciones para mantener nuestra industria fílmica nacional, el 16 de junio del año 2000 se llevara a cabo en México el estreno de un filme que fue el cuarto en nuestra historia en ser nominado al Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera.

Pero a la vez fue un parteaguas para el quehacer cinematográfico del país de este nuevo milenio como lo fuera "Amores Perros", ópera prima del laureado cineasta Alejando González Iñárritu.

Basado en un sólido guión del escritor Guillermo Arriaga y un "dream team", a la manera del coahuilense Emilio "Indio" Fernández en sus mejores tiempos, con un fotógrafo de primer nivel como Rodrigo Prieto; un prometedor actor protagónico como Gael García Bernal y vigorosas presencias femeninas tras las cámaras como la productora Tita Lombardo y la directora de arte Brigitte Broch, entre otras más.

"Amores Perros" es un referente obligado del cine contemporáneo mexicano a nivel mundial, y sólo fue el inicio de la prolífica carrera de un imparable cineasta quien en el año 2006 no sólo obtuvo de manera muy merecida la Palma de Oro al Mejor Director de aquel año en el Festival de Cinede Cannes, sino el honor de haber sido a su vez en primer realizador mexicano en ser nominado en la categoría de Mejor Director en los Oscares de 2006 al lado de gigantes de la talla de Clint Eastwood y Martin Scorsese.

Sin embargo en el cine, como en el futbol, todavía nuestros cineastas nos deben triunfos equiparables a los que en los Oscares tuvo en 1985 "La Historia Oficial", de Luis Puenzo o este año con "El Secreto de sus Ojos", de Juan José Campanella, al ganar la estatuilla dorada en la terna de Mejor Película Extranjera, y no sólo quedar como nominados. En fin, eso ya es harina de otro costal. ¿o pan con lo mismo? Comentarios a: tesse_25@hotmail.com