Fabiola Palapa/La Jornada
El jurado -integrado por Pere Gimferrer, Adolfo Castañón, Malva Flores, Sergio Mondragón y Enrico M. Santi- dio a conocer ayer el fallo del Premio de Poesía y Ensayo Octavio Paz, que desde 1988 se otorga anualmente a una figura relevante de las letras en castellano, catalán y portugués.
México, D.F..- Los poetas Ramón Xirau e Ida Vitale fueron distinguidos, de manera compartida, con el Premio de Poesía y Ensayo Octavio Paz.

Conferido por la fundación que lleva el nombre del Nobel mexicano, el galardón está dotado con cien mil dólares y es uno de los más importantes en lengua española.

El jurado -integrado por Pere Gimferrer, Adolfo Castañón, Malva Flores, Sergio Mondragón y Enrico M. Santi- dio a conocer ayer el fallo del Premio de Poesía y Ensayo Octavio Paz, que desde 1988 se otorga anualmente a una figura relevante de las letras en castellano, catalán y portugués.

"Este galardón reconoce -expresa el jurado- dos vidas consagradas intensamente al oficio del pensamiento y de la escritura, a la construcción de un lenguaje poético y crítico cuyo fin es hacer más habitable el mundo y restituirle su sentido."

El poeta y filósofo Ramón Xirau nació en Barcelona el 20 de enero de 1924. De niño, acompañado por su familia, visitaba con frecuencia el pueblo de Cadaqués, donde conoció al pintor Salvador Dalí. Tenía 15 años cuando, debido a la Guerra Civil, se trasladó a México. Primero llegó a Nueva York, de donde viajó por carretera a la capital que lo adoptó.

El autor del clásico libro Introducción a la historia de la filosofía, recibió con motivo de su 85 aniversario la medalla de oro de Bellas Artes en reconocimiento a su trayectoria literaria y humanística. Asimismo ha sido distinguido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes (1995), las Palmas Académicas (Francia 1979) y es miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua.

Ida Vitale nació en Montevideo el 2 de noviembre de 1923 y es considerada integrante de la generación del 45, con otros escritores como Mario Benedetti y Juan Carlos Onetti.

En la actualidad, Vitale es una figura insoslayable en la poesía hispanoamericana. Desde su primer libro, La luz de esta memoria (1949), su obra se destacó por el rigor formal, una límpida dicción y un refinado sentido del idioma.

Exiliada en México entre 1974 y 1984, integró el consejo asesor de la revista Vuelta y participó en la fundación del semanario unomásuno.